Archive for the ‘PRENSA VENDIDA’ Category

EL INDESEABLE SOMALO

junio 6, 2009

EL CHULO E INDESEABLE  JAVIER SOMALO

EL CHULO E INDESEABLE JAVIER SOMALO

Su nombre, como puede verse, es bastante irònico. Somalo, Gran ironìa llamarse asì cuando deberìa ser so… Mejor ya ni lo digo.
Este indeseable, Javier Somalo, irradia chulerìa por todos sus poros. Es dice, periodista y trabaja para, otra ironìa, Libertad Digital, en donde dirige un programa titulado Debates en Libertad.
Y efectivamente, si usted està contra ETA o contra todos los vascos que queremos ver una patria libre, tendrà cabida en dicho programa, en donde a este baboso se le caerà la baba entrevistàndole, por supuesto, si se es partidario de la verdadera libertad, entonces estarà vetado para decir la verdad.
Pues resulta que a este egendro del periodismo lo veo en un programa en interner en donde invita al tal Debates en Libertad a tres basuras de la canalla española, vean si no que clase de gentuza acompaña al chulo èste. Iñaki Arteta, de quien acabamos de ver la clase de gentuza que es, a una tal loquita de nombre Ana Velasco, hija de un invasor ejecutado por nuestro glorioso ejèrcito de liberaciòn nacional hace años y quien al parecer ha heredado la descerebrada del padre y un tal Juan Antonio Garcìa, èste un elemento muy original, pues resulta que era txakurra de la armada o despuès nacional, perteneciendo a caballerìa y en 1992, cuando salìa de un campo de futbol de Madrid, le estallò al paso del camiòn en el que viajaba con el resto de txakurras, una bomba, la cual le causò heridas, por lo que ahora lo tenemos de jefe de la banda de descerebrados familiares de terroristas, los que se hacen llamar AVT, cargo que ocupa en el lugar del sabandija Alcaràz, a quien ya ni en su casa al parecer lo quieren.
Y por si esta gentuza fuesen pocos, recibe una llamada al estudio de otro repugnante traidor, el tal Salvador Ulayar.
Este gachupìn tenìa un padre que era otra vergûenza para nuestro paìs, era un alcalde fascista del bravo pueblo de Etxarra Aranaz, en donde nuestros gudaris procedieron a su ejecuciòn. La familia se fue de Etxarri y a los años volvieron para un homenaje que harìan al canalla ejecutado, trayendo dicen, 2000 gachupines para hacer que eran muchos los que querìan a este ejendro y mientras tropas invasoras tomaban el pueblo, nuestros bravos patriotas llenos de dignidad, cerraban ventanas y se mantenìan al margen mostrando el desprecio ante tan repugnantes seres. Curiosamente, el tal Salvador pudo entererarse de que cuando el ejecutor de su padre saliò de la càrcel, el pueblo, el verdadero pueblo de Etxaniz Aranaz le rindiò un homenaje nombràndole hijo predilecto del pueblo.
Resulta que otro hermano de esta sabndija de Salvador, vio por la calle a nuestro hèroe y cual vil estùpido le llamò sinvergûenza, a lo que nuestro patriota con toda la razòn del mundo le dijo que èl era un hijo de puta. Y es que vergûenza deberìan tener los tal Ulayar y marcharse a su amada España si tanto la quieren.
Siguiendo con el programa mencionado, el tal Somalo indica que estàn los tres representantes de Memoria, dignidad y justicia. El fulano Arteta representa la memoria, es decir, saca a relucir el sufrimiento de todos los antivascos como ya sabemos, en su documental y claro, uno de los dos emisferios cerebreles le funciona a la perfeciòn y se acuerda de todo, pero el otro le falla por completo y no se acuerda de nada, Pero eso a Somalo, le trae sin cuidado, para èl la memoria es acordarse de todo lo que han sufrido los pobrecitos gachupines y lo demàs, lo que han sufrido los vascos, eso sì hay que olvidarlo.
Para la dignidad nos presenta a la tal culera Ana Velasco, entre muchas sandeces, que es lo ùnico que pueden decir los que estàn contra la razòn y la verdad, señala que los terroristas no se pueden salir con la suya, que ellos quieren ser independientes y no tienen por què serlo. Aquì la sandez es primero llamar terroristas a los libertadores de una patria oprimida, en lo demàs tiene razòn, es lo que pretende nuestro amado ejèrcito, la justa independencia de nuestra patria y la sandez està en pretender tener ella la razòn y ella sì, salirse con la suya de seguir manteniendo bajo dominio español a nuestra patria. Al igual que la otra descerebrada de la andaluza y mucha gente màs de cerebro enano como ella, nos cuenta que la forma de acabar con el terrorismo o una de las formas, es dar otra cultura a los niños vascos, que no se les enseñe el odio a lo español y que no se les enseñe el euskera, pues desde niños se les enseña a odiar a los españoles y a ser terroristas. Cabrìa decirle a esta ignorante que hace muchos años estaba prohibido el euskera, que a los niños se les obligaba a cantar el cara al sol y a ser españoles, ocultàndoseles todo lo relacionado a lo vasco incluyendo su historia y su lengua y sin embargo salieron miles y miles de nacionalista, sin necesidad de tener que ir a ikastolas ni aprender el vasco, pero claro, estas sabandijas pretenden conocer ahora la historia de nuestro paìs y decir que nunca ha sido una naciòn y sin embargo ignoran por completo la historia de hace unos años.
El tercero en el panel y aunque parezca mentira, fue el policìa Juan Antonio Garcìa, el màs decente de los tres panelistas y del supuesto periodista, quien dijo que los terroristas lo que tenìan era que cumplir sus penas. Hablò sin el màs mìnimo rencor, confiando simplemente en lo que èl piensa que es la justicia, sin tener en cuenta, eso sì, de que es el pueblo vasco quien sufre una gra injusticia y que por màs que clama a los cuatro vientos su derecho a tener justicia, nadie le hace caso.
Javier Somalo ha escrito con otro de su calaña un libro que se titula: “Por què dejè de ser de izquierdas”. De risa vamos, para dejar de ser de izquierdas primero hay que serlo y miserables vendidos como esta basura, no tiene la menor idea de lo que es eso, naciò fascista y seguirà siendo fascista hasta que se muera, un lame huevos màs de los muchos que emplean la pluma para lamer las pelotas al poderoso y engañar al mundo.
Este es Javier Somalo, otra basura màs que añadir al periodismo.

Anuncios

LA PRENSA ENEMIGA 3

septiembre 26, 2008

La ley de Memoria Histórica «olvida» eliminar las calles de homenaje a etarras; Plazas y calles del País Vasco honran a etarras con historial sanguinario
J.PAGOLA. BILBAO
La geografía vasca está sembrada de plazas, calles y avenidas que llevan el nombre de pistoleros de ETA que a lo largo de los últimos cuarenta años murieron víctimas de su propio odio. Un paseo por el siniestro callejero etarra desvela que hoy en día, y con la permisividad, si no complicidad, del régimen nacionalista, hay ciudades y pueblos que recuerdan como «hijos ilustres» a «Argala», «Txabi Etxebarrieta», «Txiki y Otaegi», «Txikia», «Pana», «Santiago Brouard», protagonistas, con diferentes papeles, de uno de los capítulos más negros de la historia reciente del País Vasco. El PSOE y sus socios, mientras, no consideran necesario hacer otra ley de «memoria histórica» que obligue a prohibir de una vez esta ignominia. ¿Cabe imaginarse la avenida «Jamal Ahmidan, «El Chino»,» en las cercanías de la estación de Atocha? ¿Cómo reaccionarían los ciudadanos si el Ayuntamiento de Madrid inaugurara un parque infantil en Santa Eugenia con el nombre de «Serhane, El Tunecino»? ¿Hasta qué punto se verían ofendidas las víctimas del 11-M si una calle de El Pozo tomara el nombre del yihadista Allekema Lamari? Pues este sin sentido, esta ofensa a los afectados por el zarpazo del terror, este desafío a la sociedad se da, desde hace muchos años, en el País Vasco. Y, lo que resulta más sorprendente, también en municipios que no son feudos de ETA. Ello ocurre, además, cuando no pocos ayuntamientos gobernados por el PNV se han negado en los últimos años a designar una calle, una plaza, incluso un triste callejón sin salida, con el nombre de una víctima del terrorismo. Ahora que la Ley de Memoria Histórica obliga a la retirada de símbolos franquistas, se impone, más que nunca, la obligación, legal y moral, de desterrar para siempre cualquier icono que rememore la limpieza étnica que emprendió la banda hace cuarenta años. Parque «Pana»Hernani, uno de los feudos tradicionales de ETA-Batasuna, ha dado a uno de sus parques principales el nombre de «José Manuel Aristimuño, Pana», en memoria de un jefe del «comando Araba», uno de los más sanguinarios de ETA, muerto en 1981 durante un enfrentamiento con la Policía, en Vitoria. A raíz de aquello, la novia de «Pana», Soledad Iparraguirre, decidió, como venganza, incorporarse a la banda con el alias de «Anboto». Además, junto al casco viejo de Hernani se extiende la calle «Felipe Sagarna, Zapa», miembro de Herri Batasuna asesinado por elementos de la extrema derecha el 19 de abril de 1980. Una de las principales avenidas de la localidad vizcaína de Lejona, gobernada desde la reinstauración de la Democracia por el PNV, lleva el nombre de «Txabi eta Joseba Etxebarrieta». El tal «Txabi» ha pasado a la negra historia como el pistolero que abrió la interminable lista de víctimas mortales de ETA, cuando el 7 de junio de 1968 disparó por la espalda, y lo remató en el suelo, al guardia civil de Tráfico, José Pardines Arcay. Horas después, Etxebarrieta fue interceptado por agentes de la Benemérita en una zona denominada Benta Haundi, a las afueras de Tolosa, y falleció como consecuencia del tiroteo abierto. Allí, en Benta Haundi, sus incondicionales de entonces, que son los de ahora, levantaron un monolito en su recuerdo. Pero lo que resulta más sorprendente, un busto instalado en Bilbao, gobernado también por el PNV desde la Transición, recordó al etarra hasta que en 2004 fue retirado tras la denuncia del colectivo Basta ya. Y mientras el verdugo es reconocido para la posteridad nacionalista con calles y monolitos, su víctima, el guardia Pardines, es recordado por sus compañeros, que dieron su nombre a una calle del cuartel de Inchaurrondo. El fraile que se hizo etarra Otra avenida de la nacionalista Lejona lleva el nombre de Eustaquio Mendizábal, «Txikia», un fraile benedictino que cambió la sotana por la metralleta. El mérito para formar parte del callejero de la localidad no fue su pasado religioso, sino su currículum terrorista. Murió en 1973 en un enfrentamiento armado con las Fuerzas de Seguridad. Como homenaje, ETA puso el nombre de su alias, «Txikia», al «comando» que ese mismo año asesinó en Madrid al presidente del Gobierno, almirante Luis Carrero Blanco. Cizúrquil, una microdictadura de ETA-Batasuna en la Guipúzcoa más profunda, designó a su plaza principal con el nombre de Joseba Arregi, un pistolero del «comando Madrid» que falleció en 1981 por los malos tratos recibidos en dependencias policiales de la capital de España. Tiempos atrás, también, el Ayuntamiento nacionalista de Durango dio a su plaza principal, en la que se ubica la Casa Consistorial, el nombre de «Gudaris Txiki y Otaegi», los dos etarras fusilados en septiembre de 1975, cuando agonizaba el franquismo, junto a tres terroristas del FRAP. «Txiki y Otaegi» también dan nombre a calles de otros municipios, como Amorebieta, en Vizcaya, o Echebarri, en Guipúzcoa. Plaza «Argala» Una de las principales plazas de Arrigorriaga, en Vizcaya, se llama «Argala», el alias utilizado por el ex dirigente de ETA José Miguel Beñarán. Este terrorista, al que se le atribuye su participación material en el asesinato de Carrero Blanco, murió el 21 de diciembre de 1978, por el mismo procedimiento utilizado por el «comando Txikia» para perpetrar el magnicidio: con una potente bomba que hizo saltar por los aires el coche en el que se acababa de introducir. El atentado, que tuvo como escenario la localidad francesa de Anglet, fue atribuido a elementos de la ultraizquierda. Una de las calles de la localidad guipuzcoana de Elgueta se denomina «Domingo Iturbe», en recuerdo y homenaje al que fue dirigente de ETA, con el alias de «Txomin», durante la primera mitad de la década de los 80, precisamente la más sanguinaria en la sanguinaria historia de la banda terrorista. Fue la etapa en la que la banda introdujo el coche bomba. Una calle céntrica de Bilbao lleva la denominación de «Santiago Brouard», ex dirigente de HASI, el partido encargado de garantizar la ortodoxia en Herri Batasuna, que fue asesinado por mercenarios en su consulta de pediatría de la capital vizcaína. Asimismo, una calle del municipio de Astigarraga lleva el nombre de «Tomás Alba», concejal de Herri Batasuna en el Ayuntamiento de San Sebastián asesinado el 28 de septiembre de 1979 por ultraderechistas. Una calle de Llodio, población alavesa que casi siempre ha estado bajo el dominio de ETA-Batasuna, se denomina «Eusko Gudarien» (Soldados Vascos). Si se tiene en cuenta que la denominada «izquierda abertzale» considera a los pistoleros de ETA como «gudaris», la sospecha está más que justificada, como en el caso del municipio de Alegría, en la Guipúzcoa profunda, donde una de sus calles toma el nombre de «Txikia», el mismo con el que asignó ETA al «comando» que asesinó al almirante Luis Carrero. Pero los símbolos etarras también se extienden a determinadas zonas de Navarra. En Echarri-Aranaz, feudo de Batasuna, un monumento recuerda a varios pistoleros de ETA muertos en un enfrentamiento con la Guardia Civil. Calle «Telesforo Monzón» Además, numerosos municipios del País Vasco, entre ellos Bilbao, dedican una de sus calles o plazas a Sabino Arana, cuya doctrina xenófoba, racista y excluyente sirvió después de inspiración a ETA. Hace años, el Ayuntamiento de Bilbao vivió momentos más que tensos cuando se votó denominar a una de sus calles con el nombre de Telesforo Monzón, el ex dirigente, primero del PNV, después de ANV, que arengó a los vascos a declarar la guerra a España y enalteció, hasta el final de su vida, a los «gudaris» de ETA. …… Sin embargo, nadie dice nada, ni figura para nada en la llamada “memoria histórica” el tema de eliminar los vestigios terrorristas. Puestos a eliminar los vestigios de las dictaduras… ¿Qué mayor dictadura que la del terrorismo, que impide el libre-pensamiento e intenta hacerse oir por las armas y la muerte de sus adversarios?

Esta joya de la literatura de la hijaputez me la encuentro cuando precisamente trataba de encontrar una foto de Zapa para la historia triste que pensabe insertar ya. La escribe un tal J.Pagola y ni más ni menos que en el ABC, la nota ya ha sido copiada por algunos otros blogueros fachas y es que la imbecilidad de nuestros enemigos es colectiva. Analicemos a este otro mongolito.
Comienza con lo que para el idiota este debe ser una fantástica frase:”Murieron víctimas de su propio odio”. Ha de saber. si en su asqueroso cerebro cabe algo de saber, que los que han muerto víctimas de su propio odio han sido los miembros las fuerzas invasoras que llegaban a nuestro país a asesinar y torturar vascos llenos de odio hacia todo lo vasco y lo hemos podido ver en las miradas asesinas de cientos de txakurras cuando se lanzaban sedientos de sangre a reprimir una manifestación o nos paraban en los controles. Nuestros amados patriotas han muerto llenos de amor, amor hacia su patria por la que han dado la vida, amor hacia la libertad.
Por supuesto que son hijos ilustres de nuestra patria y si pistolero es por usar pistola, también la trakurrada las usa.
Hay algo muy curioso. Este barbaján está criticando a los de la ETA de hace cuarenta años, cuando curiosamente todo el mundo estaba con ellos, eran los tiempos duros del franquismo y salvo los franquistas todos apoyaban a ETA y como prueba tenemos el Proceso de Burgos o los asesinatos de Txiki y Otaegui o incluso la felicidad mostrada hasta por España cuando voló por los aires Carrero Blanco, con cuya acción, nuestro ejército libro a España de un sanguinario franquito y adelantó para los españoles su democracia. Esto nos lleva a una de dos, o este tipo es un joven que no tiene ni puta idea de la historia moderna de Euskal Herria o es un cerdo franquista hijo de puta desde su nacimiento, bueno, lo de hijo de puta que ni qué, lo lleva gravado hasta en su sombra.
A pesar del favor que ETA le hizo a España, a nigún vasco se nos ocurre decir que a la calle Claudio Coelo hay que ponerle el nombre de Txikia, aunque en realidad sería algo justo, es lo menos que le deben los españoles al comando que les libró de tan repugnante ser, pero no, ese no es nuestro problema. Del mismo modo y hay que ser idiota para hacer tal comparación, a nadie se le va a ocurrir ni tienen por qué, poner Jamal Ahmidan ni ningún otro nombre de los atacantes árabe a las calles o plazas de Madrid, en todo caso será en el país al que pertenecen quien les hará ese homenaje si lo creen oportuno y de ser así, España se tendrá que callar y punto. Del mismo modo que a los vascos no nos interesa si a la Gran Via madrileña la quieren llamar la via manzanas o el coche volador blanco, a sus calles les pueden poner los nombres que quieran y eso mismo es lo que los vascos tenemos que hacer con nuestras calles.
Dice, mostrando una vez más su ignorancia y estupidez que no hay una sola calle ni tansiquiera un callejón sin salida, que lleve el nombre de una víctima de terrorismo. Vamos por un momento a dejar aparte a nuestros heroes de ETA. ¿Acaso Brouard, Alba y Zapa no fueron víctimas del terrorismo?
Parece ser que para estos miserables el ser gente de izquierda o abertzale los hace dignos de ser asesinados sin que sus asesinos por el mimo motivo sean considerados terroristas. Y claro, la llamada extrema derecha no puede ser considerada terrorista por estos cerdos lacayos porque es el mismo gobierno español, todo es la misma mierda, todo es un mismo terrorismo, todo es una banda de criminales sin entrañas que pueden asesinar a placer a vascos y si los vascos responden son los terroristas.
Tomás Alba era un concejal de Herri Batasuna y cuando murió incluso trataron de hechar la culpa de su muerte a los propios hermanos, aprovechando que tenía una diferencias por el campo de futbol de la Real dentro de Batasuna. La respuesta del pueblo fue contundente,los criminales fueron miembros de las fuerzas invasoras españolas. Las mismas fuerzas que asesinaron a Brouard, un médico de niños a cuya pena de muerte se hizo acreedor por ser nacionalista vasco y del bueno de Zapa hablaré aparte.
Demasiado es el tener que soportar una calle con el nombre del cerdo Posadas Pardines aunque sea en Ichaurrando, en el cuartel de los criminales txakurras en donde se han fraguado numerosos actos terroristas, quien fue un extranjero ejecutado en Euskal Herria, país al que llegaba a reprimir, por nuestro heroe Txabi Etxebarrieta.
Desde Etxebarrieta a Txomin, Desde Txikia a Argala, o Txiki y Otaegui hasta Pana o Arregui, todos ellos y muchos más, merecen no sólo que las calles de Euskal Herria lleven su nombres sino estar en lo más alto de los altares de la patria, estar en cada noble corazón de todo aquel que sienta un mínimo de amor por nuestra amada Euskal Herria, pues jamás será suficiente el pago que les demos para el enorme sacrificio que hicieron por su patria, por traernos la libertad. Por supuesto, a quien hay que olvidar y lo antes posible es a tanto cerdo que llegando a masacrar vascos dejó la vida en el intento y se tuvo que llevar su estúpido odio por el país que jamás le hizo nada a la tumba que él se busco.
De momento ya están quitando el nombre de nuestros heroes a calles, no importa, se volverán a poner el día en que seamos libres, mientras tanto y una vez más lo digo, si sus nombres no aparecen en calles y plazas de Euskal Herria los tendredemos guardados en nuestros corazones y de ahí ni cien millones de hijos de puta como este Pagola, los podrán arrancar.

LA PRENSA ENEMIGA 2

septiembre 19, 2008

EN EL CENTRO EL MISERABLE

EN EL CENTRO EL MISERABLE

Cada vez que habla de ETA parece que le da cagalera. Su nombre es Alberto Pelaez y su chulería no deja lugar a duda de que es un mequetrefe españolito de algún barrio alto de Madrid. Su padre, Joaquín Pelaez fue famoso periodista hace varias décadas, motivo por el que esta basura le hace al periodismo y tiene un buen puesto en la televisión mexicana Televisa.
Ha sido corresponsal de guerra por lo que se cree muy valiente, un auténtico héroe, aunque protegido por un micrófono de televisa cualquiera le gustaría vivir esa serie de aventuras y seguro que las vivirías mejor que este imbécil.
Durante mucho tiempo salía en la televisión mexicana, siempre para hablar sobre ETA. Su característica de rufián barato era de pies e inclinado hacía su lado izquierdo, se llevaba la mano derecha con el micrófono a la altura de la boca mientras que con su brazo izquierdo doblado a la altura baja del pecho y como si lo apretara contra el estómago, con la mano del mismo brazo se agarraba el bícep derecho, a la vez que un constante pestañear parecía señalar las ganas de salir corriendo al baño y así comenzaba su arenga.
Los criminales, los asesinos, los terroristas, los chulos de ETA, cuando no estas ratas de ETA y así cuanto se le ocurría.
Los simpatizantes de nuestro gloriosos ejército si salían en alguna manifestación eran: Los cachorros de ETA.
Fue curioso en una de las muchas ocasiones que para desgracia de la gente decente aparecía este miserable sujeto en la televisión verle decir los cobardes de ETA se cubren la cara. Los referidos cobardes eran manifestantes y por lo tanto nada seguro o más bien, bastante inseguro que fuesen de ETA, pero para esta sabandija todo es igual, lo mismito que para su gobierno. Pues el caso que al día siguiente se ven un montón de policías con la cara tapada, en ese caso se abstiene, claro está, de llamarlos cobardes.
En otra ocasión un grupo de patriotas ha descubierto a un txakurra en una manifestación y proceden en consecuencia a darle la merecida paliza, siempre poco para lo que se merecen. Para el descerebrado de Pelaez los salvajes y cobardes de ETA golpean a un indefenso policía. Uno o dos días despues la noticia que tiene que transmitir es al revés, en una manifestación un joven patriota está tendido en el suelo mientras que entre cinco o seis txakurras de los vestidos de vasquitos le están golpeando con sus porras, por supuesto, para el tal Pelaez estos no son cobardes, son la ley, y sí, la ley pero del hijoputismo.
Es curioso verlo cuando habla del bobón y la griega o de los hijos de éstos adefecios.
“Sus majestades los reyes don juan carlos y doña sofía…” o “La infanta (será mental) doña…” o los principes de Asturias don felipe y doña leticia…” Al pobre mariquilla se le llena la boca de agua para hablar de esta clase parasitaria.
Hace meses se presentó a elecciones para ser presidente del Club Internacional de Prensa, desconozco el resultado y tampoco interesa, el caso es que en una entrevista decía que el ser hijo de aquel famoso periodista no tenía nada que ver ya que él llevaba 25 años en el periodismo y esto le hacía candidato por su propios medios.
Esta alimaña podrá llevar mil años de periodista y seguirá siendo un perfecto ignorante, pues lo primero que debería saber es que un periodista que informa no puede dar sus opiniones, debe de ser objetivo y está más que claro que esta basura emplea el micrófono para atacar al enemigo sin darle a éste la más mínima opción de defenderse, un derecho de réplica que todo periodista que se precie de tal lo debe tener muy presente y como una priorioridad.
Fue muy curioso cuando lo árabes ataron España por culpa de Aznar, se pasó el día díaciendo: “El peor atentado de la banda terrorista ETA”. Por si alguien tenía duda quedó al descubierto su perfecta ignorancia sobre nuestros heroes, pero claro, al igual que cuanta sabandija no paró de acusarlos de aquella acción, todavía no ha ractificado ni pedido una disculpa y es que la cara dura de esta gentuza no tiene límites.
Éstas son las basuras que los medios de comunicación, que más parecen de prostitución, emplean para desacreditar ante el mundo a nuestro glorioso ejército y nuestra lucha por la libertad. Son auténticos mercenarios de la pluma o de el micrófono, lo que nada tiene que ver con el periodismo, son instrumentos de guerra al servicio del invasor español y claro, si se ejecuta a un miserable de estos, es un atentado a la libertad de expresión. ¿A cuál libertad? ¿De qué expresión hablan? Los únicos que se expresan libremente son ellos, para los demás, si tratan de hacerlo, están las multas, la tortura y la cárcel.
Tiene la desfachatez de llamar chulos a nuestro patriotas, cuando el único que muestra toda su chulería es esta basura, igual mente no los baja de cobardes, habrá que saber que es valiente para este egendro, si el estar armado hasta los dientes y disparar contra gente desarmada y…
¡Qué poca madre, miserable Pelaez! Rata de alcantarilla es quien como tú te arrastras ante ese montón de mierda que es el gobierno español.

LA PRENSA ENEMIGA 1

septiembre 11, 2008

EL ANTIVASCO

EL ANTIVASCO

Como todos sabemos, por lo menos los que tenemos memoria y no queremos olvidar, hace ya bastantes años todo el mundo estaba con nuestro glorioso ejército de liberación nacional. Las fuerzas terroristas invasoras eran despreciadas por toda la población vasca. Cuando un gudari era asesinado las huelgas generales paralizaban toda Euskal Herria y el mundo entero aplaudía las acciones de nuestro ejército y nadie, salvo los entonces pocos medios de información españoles al servicio del gobierno español, condenaba una acción. A veces se daba alguna manifestación en donde cuatro idiotas pertenecientes a las fuerzas invasoras y bien protegidos por sus secuaces salian en silencio a manifestarse, para terminar por lo general entre los abucheos de las personas que los contemplabas con verdadero desprecio.
Hoy las cosas han cambiado, todo el mundo se ha vuelto contra nuestros heroes salvo ese generosa izquierda abertzale. ¿A qué se debe el cambio?
Es evidente que la represión española contra nuestro pueblo causaba el desprecio hacía el gobierno español, así que buscaron otro tipo de represión que en apariencia no fuese violenta y la encontraron en los medios de comunicación.
Son estos medios los que con sus mentiras, calumnias, tergiversación de los hechos y todo un aparato mediático al mas alto nivel, han conseguido voltear la tortilla como suele decirse, así hoy los que antes eran fascistas ahora son los demócratas y al revés, los que antes luchaban por la libertad ahora son los opresores y fascistas, entre otros muchos calificativos que ya vamos viendo en las diversos trabajos de este blog.
Por ello es de suma importancia trabajar en este terreno de la información en la medida de nuestras posibilidades.
Con el fin de dar a conocer las barbaridades que mencionan los que escriben contra nuestro pueblo para ver claramente el lavado de cerebro que han conseguido en las masas, creamos este apartado que al igual que el de Historias Tristes irá numerado.
Se iba a comenzar la historia con un periodista español conocido en México, pero al encontrar esta joya del hijoputismo periodístico no he podido por menos que comenzar con ella, sabedor de que hay miles o millones iguales o peor que ésta.
Escibe en un blog creado por él y al que tiene la poca vergüenza de titularlo “Blog del País Vasco”, el periodista digital Raúl Conzález Zorrilla es nacido en San Sebastián, para desgracia y deshonra de la bella Easo, hace más de cuarenta años y esto nos dice.

“LA REAL SOCIEDAD Y LOS TERRORISTAS VASCOS
Lo peor no es que en el País Vasco predominen los colaboracionistas con el nacionalismo radical dominante sino que lo más repugnante es que abunden los hombres y mujeres que no pierdan oportunidad de posicionarse públicamente al lado de los terroristas etarras. Recientemente, uno de los ejemplos más escandalosos de esto que decimos es el que ha provocado el 70% de los jugadores de la plantilla de la Real Sociedad, que hace unos días emitió un comunicado infame en el que calificaba de “decisión política” el proceso judicial de ilegalización de ANV y EHAK, y en el que, además, abogaba por “el diálogo entre todas las partes” como cauce de resolución del “conflicto vasco”.
Que una pandilla de descerebrados que apenas sabe jugar a fútbol se permita hacer comentarios públicos sobre una decisión judicial que ni tan siquiera han leído ya resulta sumamente grave e indignante pero que, además, realicen estas valoraciones con el único objetivo de defender a los miembros de dos organizaciones terroristas es algo éticamente indecente, socialmente demoledor y deportivamente impúdico.
De hecho, este equipo, que tiene una muy larga trayectoria en el balompié español, ascendió a primera división, tras diversos avatares, en 1967, prácticamente en el mismo tiempo histórico en el que la banda terrorista ETA comenzó a cometer sus crímenes. Pues bien, desde entonces y hasta ahora, los etarras han cometido casi un millar de asesinatos, prácticamente la mitad de ellos en Guipúzcoa, y ni la directiva ni los jugadores de la Real Sociedad, hoy tan dinámicos en su defensa de los terroristas, jamás han guardado un minuto de silencio por una víctima de los criminales; en la vida se ha suspendido o retrasado un partido por un asesinato (y no son pocos los que los terroristas han cometido coincidido con un partido dominical en Anoeta o, antes, en Atocha); nunca la entidad deportiva como tal ha hecho público un comunicado de condena de la barbarie terrorista; y, desde luego, en ningún momento a lo largo de los últimos cuarenta años la Real Sociedad, así como el Athletic de Bilbao, ha mostrado un mínimo de sensibilidad hacia la constante, persistente y permanente erosión de los derechos humanos más elementales que tanto la banda terrorista ETA como el mundo del nacionalismo radical han dirigido hacia las instituciones democráticas y los ciudadanos no nacionalistas.
Por el contrario, en las gradas del estadio realista, repetidamente, se ha ovacionado a los asesinos de ETA, se han mostrado símbolos de apoyo a los criminales, se ha hecho apología de la violencia etarra y se han mostrado enseñas profundamente injuriosas para todos aquellos que pensamos que los terroristas y sus acólitos solamente tienen sitio en los juzgados primero y en las cárceles, después. (Ver vídeo)
Salvo honrosas excepciones siempre individuales, esto ha sido y esto es la Real Sociedad. Una entidad guipuzcoana, quizás la que más importancia tiene a nivel popular, silente ante los crímenes, colaboracionista con los adláteres de los criminales, absolutamente incapaz de mostrar un ápice de solidaridad con las víctimas y siempre dispuesta a adherirse a los verdugos etarras. Aunque sea desde segunda división”.

Este miserable que al parecer no sabe lo que significa descerebrado, quizá porque no quiera darse cuenta de su total falta de cerebro, no sabe que lo normal en un país invadido es que la gente de ese país colabore con los que luchan por la libertad y no con el enemigo, como es su caso, quien hace esto es un miserable traidor.
Para esta alimaña el querer la paz por medio de la negociación es una infamia y ya da por descontado que los partidos políticos represaliados son terroristas. Habría que recordar a esta basura que Batasuna nunca a disparado un arma, mientras que a ellos les han asesinado a varios militantes y simpatizantes.
Puede que los jugadores realistas, ahora en segunda, no sepan jugar al futbol, pero no obstante y de nuevo, hay que recordarle a este auténtico descerebrado, que la Real está por historial entre los diez mejores equipos del futbol de la liga de España y fue campeón de la liga con puros vascos y no como lo son los españoles, con extranjeros, pero al margen, no entiendo que tenga que ver el comunicado conque sea un equipo de segunda o regional.
El que en las gradas se ovacione a los heroes vascos, es algo que no pueden evitar los jugadores de la Real ni su directiva, pero lo realmente malo sería que se ovacionase a los criminales invasores.
Por otro lado es un orgullo el que los equipos vascos hayan aportado en numerosas ocasiones su granito de arena para la libertad de Euskal Herria, como aquel inolvidable día en el que sacaron la Ikurriña cuando ésta era ilegal, y aquellos sí que sabían jugar al futbol.
El silencio, en un acto por demás vergonzoso, se intentó en San Mames cuando fue ejecutado un invasor, sin embargo los patriotas respondieron con dignidad al romper el impuesto silencio.
Tachar a nuestros heroes de terroristas o mencionar la banda terroriasta ETA, es algo natural en este anormal, lo que demuestra bien a las claras que su mente está completamente absorbida por las idioteces que le han inculcado los invasores españoles.
Cuando la acción de Barajas condenaba a Zapatero por tener negociaciones con la “banda terrorista”, es decir, para esta basura la guerra debe de seguir en forma sangrienta hasta que se acabe por completo con ETA. ¿Y el pobre desgraciado habla de descerebrados?
Ahora ha escrito un libro titulado “La infamia vasca” ¡Manda Huevos!
¿Dirá acaso los crimenes que los invasores han cometido contra nuestro pueblo? ¿Mencionará el bestial crimen contra Berrueta? ¿Mencionará los crimenes cometidos conta Gladis, Zapa, Alba, María José Bravo, etc,etc.? Seguro que no. Con su descerebrada mental nos tratará de convencer que los vascos, nuestros heroes, nuestros amados hermanos, son los criminales,los malos de esta historia.
Lo que no se puede comprender que hace en Euskal Herria una basura de éstas, ¿Por qué no se va a vivir a su amada España y deja vivir en paz a los vascos?
Escupir en la cara a semejante animal es lo menos que debe hacer cualquier patriota que se cruce con él por las calles de nuestra patria y que mancha con su asquerosa presencia.
Raúl, asqueroso txakurra, España es muy grande puedes irte a ella, en Euskal Herria nadie te necesita.