Archive for the ‘LA TAMBORRADA DEL FASCISMO’ Category

LA TAMBORRADA DEL FASCISMO

enero 21, 2010

EL FASCISMO NO NOS PUDO CALLAR


Para el fascista y malparido gallego Rodolfo Ares, está ha sido la tamborrada más limpia de todas, pues carecía de símbolos radicales que vulneran la ley.
Lo que calla este miserable son los actos fascistas que una vez más sufre nuestro pueblo por estas indeseables fuerzas invasoras españolas.
Nunca hasta ahora, ni en los tiempos del franquismo, se había actuado contra nuestro pueblo con tal desfachatez.
Para los que no conocen una de nuestras fiestas, la tamborrada, ésta se celebra el 20 de enero, patrono de la ciudad de San Sebastián, día del santo que lleva el mismo nombre.
La víspera, el 19, poco antes de las doce de la noche, sale una tamborrada en la Parte Vieja de la ciudad, la cual al ritmo de la música y tambores y barriles, se dirigirá a la Plaza de la Constitución, en pleno corazón de la Parte Vieja.
La plaza, cuadrada y con cuatro entradas o salidas, en la antiguedad fue una plaza de toros. Está formada en sus cuatro costados por unos arcos y encima se hallan las viviendas, cuyos balcones aún conservan los números de cuando era plaza de toros.
Esta bella plaza de incomparable ambiente, ha sido testigo de numerosas batallas en nuestra reciente historia, entre las fuerzas armadas fascistas invasoras y los patriotas vascos, cuyas únicas armas son las manos.
La víspera de San Sebastián se monta un tablado bajo la biblioteca que se hubica en una de las partes de la plaza, será el tablado que reciba a los tamborreros para que a las doce empunto de la noche se comience a subir la bandera de la ciudad al compás de la marcha de San Sebastián.
Como bien digo, la plaza y año tras año, al llegar este día, ha sido además del lugar de la fiesta máxima el lugar de reivindicaciones políticas, recordando siempre a esos presos políticos en las mazmorras del gobierno invasor español que no pueden estar en la fiesta de su pueblo.
En este recordatorio, los balcones de la plaza se engalanan con esas fotos de nuestros amados patriotas, pues bien, este año, la txakurrada vestida de vasquitos y a las órdenes del tal gallego Ares, se dedicaron a ir por las casas para advertir a sus propietarios que si ponían algún símbolo que recordara a los presos caerían en delito.
Así pues, amenazados los vecinos vascos por las fuerzas de invasión extranjera, se tuvieron que abstener de recordar a nuestros presos.
Pues a pesar de todo, en plena festividad, varias personas han subido al tablado para mostrar las fotos de los presos, mientras que otras aparecían entre el público.
Estas personas, estos vascos y vascas, saben de antemano que esto, este gesto demócrata de expresar lo que sienten, les puede costar la cárcel ante este salvaje e inhumano fascismo español, sin embargo se arriesgan, si nuestros heroicos patriotas dieron la vida por nuestro patria, por nuestro pueblo, ahora, parte de ese pueblo, el más comprometido, no los puede dejar solos y los recuerda en cada momento que es posible sin importar los riesgos que se tengan que correr.
De momento, el fascismo español acantonado en nuestra patria ya empieza a lanzar sus amenazas”
“Interior de Lakua ha dado a conocer que la Ertzaintza ha identificado a diecisiete personas”.
Diecisiete personas que pueden ser encarceladas y hasta torturadas por el hecho, como decimos, de expresarse libremente. Ésta es la “democracia” del del Estado español.
Esto es lo que declaraba un vecino de la paza al diario Gara:
“Según relató a GARA un vecino, se le «advirtió” para proceder a la «inmediata” retirada de todo tipo de símbolos por los presos, incluidas las banderolas que defienden una demanda legal como es el cumplimiento de condena en prisiones de Euskal Herria. «Nos han ordenado no mostrar ningún tipo de cartel, fotografías de presos ni banderolas, ya que según nos dicen, quizás incurriríamos en un delito de `enaltecimiento del terrorismo'”, explicó”.
Estos txakurras iban por las viviendas de distintas formas: Unos vestían el uniforme de txakurra vasquito, otros iban de civil y algunos hasta encapuchados.
Apesar de todo, en varios balcones podían verse las fotos de presos, lo mismo que en las calles adyacentes en donde la txakurrada disfrazada de vasquitos trató de quitar las que pudo, pero imposible dejar las calles limpias como hubiese sido el deseo de estos miserables.
Todavía el miserable Ares declararía desde Bilbao:
“desgraciadamente, una vez más los radicales abertzales , intentaron apropiarse de una fiesta tan importante y tan participativa y popular como es la tamborrada”.
Creo que está por demás claro que quien se apodera de cuanta fiesta celebramos los vascos es esta basura de Ares, quien nada tiene que hacer en unas fiestas vascas y en lugar de imponer el terror a los vecinos de una plaza, como lo hizo, lo mejor que puede hacer es irse a tocar la gaita a su Galicia y dejarnos a los vascos vivir en paz.
Y me pregunto: ¿Si una bala justiciera de nuestro ejército le atravesara la cabeza a esta alimaña o una bomba no menos justiciera lo mandase a volar, qué dirían?
Fácil es saberlo. Serían unos terroristas, criminales, etc. etc. y es que este canalla puede actuar con total impunidad contra nuestro pueblo y pisotearlo cuanto le da la gana, pero eso sí, que nuestro pueblo no actue contra él, nuestro pueblo se tiene que dejar pisotear por esta alimaña de extranjero y nos tenemos que cruzar de brazos y aguantar cuanta humillación nos haga. ¿Es esto justo? No señores, ante tales agresiones los pueblos están en su derecho de defenderse y acabar con estas alimañas.

Ares ha asegurado que “desgraciadamente, una vez más los radicales abertzales , intentaron apropiarse de una fiesta tan importante y tan participativa y popular como es la tamborrada”.

“Siempre buscan subterfugios para poder estar presentes”, ha indicado antes de señalar que “lo que hicimos es, en los pocos incidentes que hubo de vulneración de la Ley, levantar los atestados pertinentes de quienes portaban pancartas de presos u otro tipo de pancartas ilegales, para ponerlos a disposición de la Justicia y que, por lo tanto, asuman las responsabilidades de sus actos” .

Anuncios