Archive for the ‘HERRI BATASUNA’ Category

RECUERDOS DE LA LUCHA III

diciembre 26, 2008

ORTZI EN EL PARLAMENTO ESPAÑOL

ORTZI EN EL PARLAMENTO ESPAÑOL

HERRI BATASUNA

No se puede recordar la lucha olvidando a una de las partes principales en ella y es hora de recordar a Herri Batasuna, paladìn de esta lucha no armada que es lo que vemos en esta serie de recuerdos.
Euskadiko Ezkerra se comenzaba a torcer. Aquello se veìa que no tenìa porvenir para la izquierda abertzale.

+++ Espe Arana. Asesinada en Caracas el14 de noviembre de 1980 por las fuerzas invasoras bajo el nombre de BVE.
Las luchas eran continuas contra el criminal invasor. Los llamados a lucha tanto contra los gachupines como contra los traidores, quienes cada dìa se manifestaban màs contra los patriotas, obedecìan a distintas fuerzas. Se necesitaba un partido que de verdad dirigiese la lucha patriòtica contra el invasor. Un partido que no irìa a claudicar ni mucho menos pasarse al enemigo, como lo terminarìa haciendo EE.
En Octubre del 77 se reunen en la localidad navarra de Etxarri trece partidos de la izquierda vasca. Esto da como resultado que seis meses despuès, en abril del 78, se presente la llamada mesa de Altsasua, en la cual hay numerosas figuras pùblicas, como de la polìtica, el deporte, etc. Se hace la alianza electoral que serà conocida como…Herri Batasuna.
La coaliciòn cuenta con independentistas a veces de distinta esfera social, como el caso del gran luchador Telesforo Monzòn. Este es un hombre de cierta edad y antiguo dirigente del PNV. Entre otros cargos ocupò el de Ministro de Gobernaciòn dentro del gobierno vasco en 1936.Exiliado en Francia y a pesar de ser un reconocido peneuvista, terminarìa abandonando el partido por considerar que èste cada dìa se separa màs de la doctrina de Sabino Arana, del cual es un ferviente seguidor. Cuando la nueva ola de refugiados comienza a llegar a Iparralde, Monzòn no duda en brindarles toda la ayuda posible. El proceder de una familia acaudalada, como èl mismo siempre lo fue, no es obstàculo para que tome posiciones radicales y asì, mientras que muchos de sus antiguos compañeros al regresar nuevamente a Egoalde siguen en el PNV, Monzòn se integra en las filas de HB, arrastrando con èl a una gran cantidad de simpatizantes que siempre siguieron a este grandioso luchador.
Otro gran luchador se iba a unir a las filas de HB.
Era un domingo. En el pueblo vizcaìno de Lequeitio se anunciaba un mitin de la recièn formada coaliciòn Herri Batasuna. Se comentaba que un dirigente de ETA iba a hacer su apariciòn, lo que bastò para que el lugar con capacidad para miles de personas se llenase hasta los topes.
No hacìa mucho que un miembro de EE habìa dado de que hablar en el parlamento español cuando tomando su turno puso a todos con un minuto de silencio por dos muertes recientes que se habìan dado en Euskal Herria, para finalizar la sorprendente acciòn con el puño en alto lanzando un gora a Euskadi libre y pidiendo que se fuesen las fuerzas invasoras del paìs vasco. Quien hizo semejante hazaña era el nacionalista Francisco Letamendìa “Ortzi”
El mitin transcurrìa lleno de emociones ante la serie de oradores conocidos por su heroìca lucha a favor de la libertad de Euskal Herria.
Siendo lequitio un pueblito sin salidas posibles en caso de una carga de las bestias fuerzas represivas e invasoras, no pudo asistir nadie de ETA, sin embargo se puso un caset de uno de nuestros màs grandes hèroes por la independencia. La voz de Josè Miguel Beñaran “Argala” se dejò oir en el recinto, que tras una atronadora salva de aplausos pasò a un silencio sepulcral.
Terminando el discurso de Argala, o quizàs fuen antes, se anunciò la presencia entre los presentes de Francisco Letamendìa Ortzi, a quien se le tributo una impresionante ovaciòn, la cual se hizo mayor cuando anunciaron que se pasaba a las filas de Herri Batasuna. No podìa ser de otro modo, siendo un luchador de primera fila no podìa estar entre los macacos que ya comenzaban a voltear bandera.
Una nueva consigna rasgaba el aire de toda Euskal Herria ¡Todos a una en Herri Batasuna! Por supuesto, no habìa una manifestaciòn de Batasuna en donde el grito de: ¡GORA ETA MILITARRAK! no fuera una constante.
Herri Batasuna comenzaba su andar por el duro camino de la polìtica, duro cuando se està contra un gobierno invasor y criminal como lo es el español. Mientras que los demàs partidos vascos iban a claudicar de una u otra manera, Batasuna seguirìa fiel a sus ideales hasta nuestros dias.
Persecuciòn, torturas, càrcel y hasta asesinatos de algunos de sus miembros iba a padecer, sin embargo y en forma heròica por demàs, sigue luchando, aunque ilegal, con las armas de la razòn y la palabra.
Pero siguiendo con aquellos tiempos, es tanta la fuerza que alcanza que cuando llega cualquier eleciòn, sus mìtines llena como nadie los lugares en donde se presenta. Si el PNV, lleva diez mil personas a un Velòdromo, Batasuna lo llena hasta la bandera con 16 mil personas o las que entren. Algo parecido venìa sucediendo en las manifestaciones. Batasuna sola llevaba màs gente a una manifestaciòn que todos los demàs partidos juntos, como sucediò en un Aberri Eguna en Donosti. Era algo impresionante ver a un PNV, junto con los chafas que solicialistas se dicen y todos los demàs y al final Herri Batasuna con un gentio que no sòlo era màs que el resto de las formaciones sino que doblaba y por mucho a èstas en cantidad. Las calles del centro lanzaban aquellos clamores que retumbaban hasta en Madrid. ¡In-de-pen-den-tzia…!Gora ETA Mili-ta-rrak…! ¡ETA ETA ETA màs metralletas…! ¡ETA, ma-ta-los…! ¡Todos a una en Herri Batasuna…! ¡Na-fa-rroa Eus-kadi da…! Aquello era impresionante, ponìa la piel de gallina hasta a el màs insensible. Para que se den una idea los que conocen Donosti de la impresionante cantidad de patriotas que se habìan unido a las filas de Batasuna, la cabeza de la manifestaciòn llegaba al comienzo de la brecha, adelante y con cierta distancia iba la cola de los demàs, cuya cabeza no llegaba al reloj del bulevar, mientras el final de batasuna apenas iban por el otro lado del segundo puente. Todavìa unos años despuès y cifras dadas en Mèxico por Abran Zaludowski, quien para nada simpatiza con nuestro movimiento, En Bilbo y una o dos semanas despuès de anunciar que el PNV con otros traidores y españolistas habìan reunido 150 mil personas en manifestaciòn anti ETA, informaba que Batasuna habìa realizado una manifestaciòn con 250.000 personas. ¡Impresionante!
Pero…¿A què se debe este fenòmeno? ¿Por què Batasuna arrastraba màs gente que todos los demàs y no era la primera fuerza como deberìa ser en las elecciones? Creo que es muy sencilla la explicaciòn.
Pasa con la religiòn. Millones de seres somos catòlicos porque nos bautizaron al nacer pero una inmensa mayorìa no tiene nada que ver con la religiòn o no cumplen como se deberìa, sin embargo en grupos màs pequeños como por ejemplo testigos de Jeovà, la gente es màs practicante. Es lo que sucede en polìtica. Cuando llegan las elecciones la gente ajena a la polìtica o que no participa en ella con cierto activismo vota a quien màs ve en la tele o bien porque le gusta como habla o bien por que le parece un galàn, etc. Sin embargo la gente consciente, la que se preocupa por su paìs, es la que està en la calle luchando por la libertad, es el autèntico pueblo y èste estaba con Herri Batasuna. La democracia como decìa alguien no es un sistema perfècto por lo que vemos, pero es el menos imperfecto que hay.
Diputados, senadores, concejales, alcaldes, etc. de Batasuna estaban en primera linea de la lucha, siempre dando la cara por su pueblo dispuestos a sufrir càrcel, tortura, cuando no a perder hasta la vida. Asì participaban en todo tipo de lucha que se daba Mientras que los demàs polìticos tan sòlo miran como pueden ganar màs dinero sin importarle que èste salga del pueblo trabajador.
Reducir la fuerza de la honrada y patriòtica Batasuna se convirtiò enseguida en el principal objetivo del gobierno criminal e invasor español. Ilegalizarla en aquellos momentos era imposible, pues quedarìa en evidencia la democracia de la que tanto cacareaban.
El gobierno invasor, muy astuto creò el Plan Zen, en donde comprò a la prensa, de por sì bastante vendida, para desinformando la realidad y tergiversando los hechos coseguir que las multitudes se fueran poniendo contra Batasuna.
Lo que sigue es conocido de todos. Gracias a estos medios de comunicaciòn conseguirìan adormecer las mentes de millones de seres que seguirìan los dictados de esta prensa vendida.
Asì llegarìan los cierres de diarios que informaban la verdad hasta al fin conseguir la ilegalizaciòn de Batasuna. Para ello y siempre gracias a esa miserable prensa, habìan conseguido azurar a las mentes adormecidas con la cantaleta de que Batasuna no condenaba los asesinatos de ETA. Lo que nunca han dicho es que ellos nunca condenaron los asesinatos de las fuerzas invasoras cometidos contra vascos, ni cien mil atropellos que han cometido contra nuestro pueblo. ¿Còmo quieren que los verdaderos vascos condenen a sus hermanos de vanguardia? ¿Què clase de estupidez es esa? Sin embargo Batasuna siempre ha condenado el terrorismo, el verdadero, el que han cometido y siguen cometiendo las fuerzas de invasiòn extranjeras contra nuestro pueblo. Condenò por poner un ejemplo, el asesinato de aquella señora que muriò al explotarle un cochecito de juguete cuando su nieto jugaba con èl, niño que sufrirìa gravìsimas heridas. El juguete con el explosivo habìa sido dejado por manos criminales pertenecientes a las fuerzas invasoras con toda la intenciòn de que fuera a parar a las manos de un niño. Cuando Batasuna condenò el criminal acto, las fuerzas invasoras y las traidoras alzaron la voz para decir porquè no condenaba siempre, es decir, si condena malo y si no tambièn.
Nuestras fuerzas patrioticas de Batasuna han tenido tambièn que aguantar los acosos en numerosos lugares por los mismos motivos y acosos generados por descerebrados que han sido azuzados por estos medios de comunicaciòn. A pesar de todo y desde la ilegalizaciòn, Herri Batasuna, ya con este nombre oculto, sigue batallando sin cesar por la libertad de nuestro pueblo.
Herri Batasuna es un ejemplo para el mundo de honradez, lucha y sacrificio, por lo que todo vasco bien nacido nos tenemos que sentir orgullosos de tener una fuerza como Herri Batasuna y no dejar jamàs que calle aquel grito que comenzò a sacudir las calles de toda Euskal Harria en un lejano 1977:
¡HERRI BATASUNA TODOS A UNA!
¡GORA EUSKAL HERRIA ASKATUTA!

Anuncios