Archive for the ‘FRANCISCO Y LOS PREMIOS’ Category

FRANCISCO Y LOS PREMIOS

octubre 27, 2009

premiando

PREMIACIÓN


Lean primero este comentario sacado de una página de internet en México que parece haberse convertido en un aparato propagandístico del gobierno español en parte de Euskal Herria autonombrado con todo cinismo Gobierno Vasco.

López entraga el premio ‘Lagun Onari’. Foto:
Durante la ceremonia, denominada ‘Día de Euskadi’, se han entregado las distinciónes ‘Lagun onari’ (‘Al buen amigo’) y ‘Lan onari’ (‘Al buen trabajo’).
El premio ‘Lagun onari’ ha sido México, por su relación con la sociedad vasca. El embajador de México en España Jorge Cemeño Infante ha declarado que “es un honor recibir en nombre de los Estados Unidos de Mexico la distinción ‘Lagun Onari'” que el Gobierno vasco ha otorgado en reconocimiento a la solidaridad y al importante papel histórico de México como país de acogida de refugiados vascos durante el periodo franquista.
Las distinciones ‘Lan onari’ (‘Al buen trabajo’) se han entregado al periodista Iñaki Gabilondo, al político Juan Mari Bandrés, que no pudo recoger el reconocimiento personalmente, al presidente del grupo Mondragón, José María Aldekoa, y a la montañera Edurne Pasaban.
Jose Maria Aldekoa ha recogido esta distinción “en nombre de todas las personas que trabajamos en el proyecto Cooperativa de Mondragón”.
Al recoger su premio, el periodista Iñaki Gabilondo ha recordado a su padre porque, según el, “todos lo planos de este acto, están directamente relacionados con él. Por el qué, por el dónde y por el cuándo”.
La montañera Edurne Pasaban ha agradecido su galardón, a la vez que ha reconocido que aunque no se había preparado para la montaña, está haciendo lo que más le gusta.
Por último Alberto Agirrezabal, que ha recogido el galardón de Juan Maria Bandrés, ha afirmado que “es un honor representar a quien fuera durante muchos años mi presidente, mi maestro, mi compañero de partido”.

Desconozco quien sea el tal Aldecoa y de Gabilondo sólo he podido recabar que es periodista y al parecer del PSOE, estos dos al igual que la montañera no me interesan mayormente ahora, lo que me llama la atención son los premios entregados al gobierno de México, lo cual hace unos días ya anunciaba la mencionada página, y al traidor Bandrés.
En cuanto a México, bien es cierto, que ayudó a los que huyendo del franquismo llegaron a este país, pero la ayuda no fue a vascos en sí, sino a todos los españoles en general. Desde entonces ha llovido mucho y creo va siendo hora de olvidar ese pasado, aunque recordando siempre lo que ya está en la historia y que fue esa ayuda, y plantarnos en el presente.
Ni el falso espurio Francisco López, ni nigún invasor o traidor de los que se han montado este falso gobierno vasco, reconocen ahora la historia moderna ni lo que México ha hecho por los vascos, ahora sí, por los vascos exiliados de la actualidad.
De esta manera tienen que premiar al gobierno Méxicano actual como si todavía fuese el gobierno de Lazaro Cardena, gran benefactor de los españoles huidos por la famosa guerra del 36.
Curiosamente, ni una palabra de los vascos exiliados de la década del 70 hácia acá, lo que da la sensación de que el premio más que nada es por la acogida a los españoles de entonces y por la colaboración con el gobierno español que culminó hasta el momento con la entrega de 35 patriotas vascos.
Bien es cierto que durante este exilio de vascos, los sucesivos gobiernos de México, comenzando por el gran benefactor López Portillo, siguiendo por el más tranquilo Miguel de la Madrid y terminando con otro de los grandes proctetores, Carlos Salinas de Gortari, Evitaron a toda consta que exiliados vascos fuesen entregados a las mazmorras del criminal invasor español. Ser agradecidos es de corazones generosos y no cabe duda quen al igual que los gobiernos de Lázaro Cardenas hasta el de Echeverría, se merecen el agradecimiento del pueblo antifranquista español lo mismo que del vasco o catalán, de igual manera que se lo merecen los gobiernos de los tres presidentes nombrados. El primero ya fallecido.
Sin embargo, los últimos 15 años no son como para dar premios a los gobiernos mexicanos por su acogida a los refugiados vascos. Más de una veintena de patriotas fueron entregados por el gobierno de Cedillo. Alrededor de otros diez lo fueron por el gobierno del presidente más ignorante de la historia de la humanidad, Vicente Fox y dos lo han sido por este gobierno.
Simplemente el pueblo vasco no puede dar en estos momentos ningún premio a el gobierno mexicano por la ayuda a exiliados. Este premio lo está dando el invasor español por manos de un lacayo de ese mismo gobierno y no del gobierno vasco.
Si bien alguien se merece un premio, son una parte del pueblo mexicano que se posicionaron contra las vergonzosas extradicciones de vascos, pero no el gobierno, quien lejos de ser amigo, ha sido un enemigo de los vascos al enviar a las mazmorras del invasor a numerosos patriotas.
Veo a alguien decir en el mismo sitio que es mexicano hijo de vascos y se siente muy orgulloso de este premio. Se comprende la ignorancia de esta gente, que avergonzandose en realidad de ser mexicanos, pregonan un vasquismo del que son totalmente ajenos, habiendose quedado sin identidad. Le preguntaría: ¿Orgulloso de qué? ¿De los refugiados españoles que llegaron a México en la guerra o de haber entregado a los 35 patriotas al gobierno invasor?
En cuanton al otro premiado Juan María Bandrés y para las nuevas generaciones que no lo conozcan, hay que decir que fue un luchador de primera linea allá por los años 75, siendo uno de los abogados defenseros del famoso Consejo de Burgos. Posteriormente formó el partido EIA junto al ya libre y hoy difunto Mario Ondaindia y otros más.
Bandrés proclamaba a los cuatro vientos el derecho de nuestro pueblo a la independencia, pero un día fue a ver al Bobón y cuando salió de tan magan visita lo hizo con los pantaloenes abajo y listo para cambiar de bando. De ser partidario de la soberanía nacional pasó a defender la unidad de españa y españoles todos, como decía el Caudillo, se dedicó a atacar a lo que antes defendía. Al fin, se pasó de plano a las filas del invasor bajo el nombre de PSOE, dice que la E es de Euskadi, pero está más que claro que la E ha sido es y seguira siendo de España.
Así ahora este traidor español recibe una premiación de su fantasmagórico gobierno, osea, del partido al que le ha prestado servicio durante años para que sigan manteniendo al pueblo vasco bajo su dominio.
Ellos se lo guisan ellos se lo comen. Que un farsante premie a uno de sus lacayos es normal, vemos hasta Papas hacer santos a verdaderos demonios sin que a nadie le extrañe, pero que no piense el español Bandres, que ese premio se lo da el pueblo vasco, el pueblo vasco lo mínimo que le puede dar es todo su desprecio por indeseable y traidor.

Anuncios