Archive for the ‘EL SOLIDARIO’ Category

EL SOLIDARIO

agosto 3, 2009

ikumex
Firma como Pedro Echeverria y al parecer es un periodista mexicano. Hace apenas unos pocos dìas, supe de su existencia, fue con motivo de un artìculo que escribìa sobre la posible extradiciòn de un hermano que se encuentra en Venezuela y dada la gran importancia lo puse en el blog bajo el tìtulo de:Otra carta a Chàvez”. Ayer volvì a saber de èl cuando me llegò el nuevo comentario que ahora traigo aquì.
En verdad es por demàs emocionante que a pesar de tantas toneladas de mierda que el gobierno español ha lanzado contra nuestra causa en general y que ha llevado a un odio atroz e irracional a los españoles contra nosotros, salvo excepciones, e incluso de otros vascos inconscientes e indignos de serlo a ponerse tambièn contra los luchadores de la libertad, es como digo, emocionante, que alguien de otro paìs se de cuenta de la realidad y se solidarice con nuestra causa.
Si el primer comentario de nuestro estimable amigo Pedro era por demàs digno de elogios, este lo supera con creces y por lo tanto no podìa dejar de traerlo al blog. Ojalà y esto pudiese hacer que algunas mentes adormecidas de vascos depertasen y se pusieran del lado que deben estar, del lado vasco, del que lucha por la libertad de nuestra patria y no del criminal invasor ni del de los traidores, que son todavìa màs despreciables que los otros.
Es tambièn curioso ver como a pesar de toda esa basura propagandistica que el gobierno invasor español ha llevado a los paìses del mundo, sale gente solidaria como Pedro, quien lejos de dejarse engañar, ve la realidad y muestra toda su solidaridad justiciera y revolucionaria para el pueblo que sufre, para el pueblo que lucha por una causa justa y es masacrado por la fuerza de las armas y el terror.
Sòlo me queda mandar a este amigo del pueblo vasco un emotivo abrazo y el eterno agradecimiento por esta solidaridad para con nuestro pueblo.
Èste es el sensacional artìculo de quien sì ve la realidad sin importar la distancia ni la nacionalidad.

“¿Es ETA el diablo terrorista y el gobierno español franquista el bondadoso dios?
Pedro Echeverría V.
1. Ayer unos festejaron y otros condenaron el 50 aniversario del surgimiento de ETA cuyas siglas significan Euskadi ta Askatasuna (Euskadi y Libertad), organización vasca que persigue la independencia del País Vasco o Euskalerría fundada el 31 de julio de 1959 por miembros de la revista clandestina Ekin (1952) y militantes escindidos de las juventudes del Partido Nacionalista Vasco. Sus actividades en esa primera etapa estaban centradas en la labor propagandística, en la conservación de su identidad sociocultural y en la difusión del euskera. Cinco décadas después, el ETA –según los gobiernos, los empresarios y la intensa propaganda desatada por los medios de información- es una “banda terrorista” sin objetivos y razón. Por eso me propongo ser “abogado del diablo”.
2. Preguntarían muchos: ¿Cómo este articulista, que ni siquiera es español, se atreve a querer defender a estos “delincuentes”, “terroristas”, “asesinos” de la ETA que ponen bombas y matan a decenas de inocentes? Lo mismo me he preguntado: ¿Cómo muchos españoles y gobiernos del mundo pueden defender a Aznar, a Blair, a Bush, Berlusconi, que invaden países y asesinan a decenas de miles de inocentes? ¿Por qué a los del ETA se les persigue con saña, son calumniados, se les encarcela y asesina y por qué a los Aznar, Zapatero, Blair o Bush se les aplaude, se les premia como héroes y mueren con grandes ceremonias? Es obvio que el mundo está de cabeza: se admira a los explotadores y opresores y se condena a los que luchan y se defienden. O, ¿no?
3. Tengo la ligera impresión de que vivimos es un sistema capitalista mundial donde los dueños del capital mandan y los trabajadores –explotados y miserables- sólo deben producir y obedecer. No se si es impresión o realidad que las leyes, las normas y las tradiciones en el mundo se han construido a imagen y al servicio de la clase dominante y los medios de información deforman todas las noticias para ponerlas al servicio del capital. Pareciera que todos los que mandan siempre tienen la razón y los trabajadores pobres sólo nacieron para subordinarse. Preguntarían los españoles conquistadores de América: ¿esos salvajes que trabajan la tierra, que no saben leer ni nos entienden, que levantan monumentos a sus dioses o ídolos son seres humanos como nosotros?
4. En toda América, a principios del siglo XIX, los pueblos y sus líderes: Bolívar, San Martín, Sucre, Miranda, Hidalgo, Morelos y centenares de ellos, lucharon por su independencia con las armas, con palos y piedras, prendiendo fuego a edificios, asaltando depósitos de armas, matando a todos aquellos españoles, criollos, clérigos que se le oponían y en esas acciones el ejército realista asesinó a niños, ancianos, mujeres, etcétera. Era una guerra abierta y no se conocía respeto hacia los enemigos. En México, apresado el cura Hidalgo (el Padre de la independencia) y sus compañeros, no solo los fusilaron sino que los defensores del rey de España les cortaron las cabezas y en lo alto de los edificios las exhibieron “para escarmiento”. Españoles, ¿Cómo les quedó el ojo?
5. ETA no cuenta abiertamente con todo el apoyo del Pueblo Vasco, pero sí con una gran fuerza de respaldo que innumerables veces ha salido a las calles a manifestarse exigiendo su independencia y apoyando sus luchas. Obviamente, entre los vascos hay burgueses multimillonarios que prefieren hacer negocios con España y con Francia que odian a ETA porque con sus luchas les impide que sus negocios sean más grandes; también hay políticos que ven en el discurso socialista de ETA un peligro para sus carreras arribistas. ¿Qué opina acerca del ETA la población pobre del País Vasco (muy en su corazón) que tiene miedo de expresarse intimidada por la amplia campaña negativa que se ha hecho contra ETA y muy ideologizada por la propaganda?
6. La lucha de los vascos por su identidad y su independencia, ideológicamente tiene casi 500 años, desde Joannes Leizarraga, en la dedicatoria a la reina Juana de Albret de su traducción del Nuevo Testamento (1571), afirma: “Sin embargo, estando seguro de que los vascos, entre todas las demás naciones, no somos tan bárbaros que no podamos reconocer y alabar al Señor en nuestra lengua”. Pero sus batallas independistas o autonomistas crecen, sobre todo encabezadas por la ETA, durante la funesta dictadura de Francisco Franco -el general fascista que se levantó en armas con una guerra civil (1936/39) contra el gobierno republicano- y que al parecer –a pesar de su muerte en 1976- continúa con el PSOE, particularmente con el PP. ¿Hay alguna salida válida?
7. El gobierno español no podrá acabar con ETA y ETA no se propone acabar con el gobierno español, aunque sí podría haber algún gobierno inteligente que evite las presiones militaristas y derechistas que le permitan negociar. Sólo puede haber una salida negociada en la que los gobiernos español y francés reconozcan el derecho que tiene el País Vasco a su independencia total. ¿Qué se perdería ante un mundo cada vez más “global” en el que las fronteras tienden a desaparecer? En el futuro las fronteras económicas y los nacionalismos pasarán a la historia pero no las identidades regionales donde las lenguas, las costumbres, las comidas, vestidos y tradiciones tendrán que conservarse por muchos más siglos. Los vascos seguirán viviendo en el mundo.
8. ¿Cómo pueden defenderse los pueblos, las organizaciones, las personas, cuando viven acosadas, maltratadas, perseguidas, sin ser escuchadas, por las fuerzas del capital y sus ejércitos? ¿Deben vivir durante siglos, décadas, años, pisoteados y silenciados para no escuchar sus quejas ni atender sus necesidades? Para mí lo extraño es que no surjan 10, 100, 1000 Vietnam o que los ejemplos de la ETA no se hayan multiplicado en el mundo. ¿Qué dicen los enemigos de la ETA de los cientos de miles de niños que mueren a diario en África, Asia, América de hambre y enfermedades curables porque unos cuantos ricos han creado un mundo de desempleados y de trabajadores con salarios de hambre? Yo estoy porque no muera ningún inocente en el mundo, pero de verdad ninguno.