Archive for the ‘EL PUEBLO RESPONDE’ Category

EL PUEBLO RESPONDE

marzo 15, 2010

ANZA: GOGOAN ZAITUGU


Y no podía ser de otro modo. Un heroíco patriota había dado su vida por la libertad de nuestra patria y ahí estaba el pueblo, el auténtico pueblo vasco, el que no se humilla ni se rinde ante un despiadado y criminal invasor, para rendirle un gran homenaje.
Es lo que no puede soportar la calaca esa del Rugalcaca ni sus repugnantes socios malparidos como el tal Ares, pero se enfrentan a un pueblo, a un pueblo con un corazón de oro que ama a su patria y ama a sus grandiosos patriotas, a sus hermanos. Por que estas bestias inhumanas han de saber, que todo vasco bien nacido, que todo vasco que sienta un mínimo de amor a esa hermosa Euskal Herria que tenemos la fortuna de tener por país, no puede por menos que detestarles a ellos, a los auténticos terroristas, tanto como amamos a nuestros luchadores de vanguardias, a nuestros queridos militantes de ETA, para que lo entiendan bien y claro. Todo esto a pesar de la propaganda tregiversadora, mentirosa, cínica y falsa que nos meten por medio de sus viles lacayos en la prensa, radio, televisión y cuanto medio están a su alcance.
Entiendalo bien, los vascos bien nacidos siempre lloraremos por la muerte de un hermano que caiga asesinado por las fuerzas invasoras españolas y jamás por un miserable invasor que caiga ejecutado por nuestros heroícos patriotas.
Faltaron muchos, no importa, los vascos auténticos son los buenos, los mejores hijos de Euskal Herria y como aquel dicho que se decía de la madre, así es para nuestra patria: “Dar mucho, pedir poco”, Es el verdadero amor, por ello, a nadie se le pide que se una al pueblo para luchar contra el invasor, el vasco que quiere seguir dormido que siga, los demás lucharán por él hasta conseguir la libertad de la patria, luego, su honradez o deshonestidad, dependerá de él. Si es honrado se avergonzará de no haber caminado junto al hermano, tal vez hasta de haberse puesto contra él y agachará la cabeza para ocultar su terrible vergüenza. Si es deshonesto presumirá de haber estado en las más duras batallas junto a su pueblo, pero será descubierto para caer en la más triste y deshonrosa humillación.
Esta es la realidad, junto a un pueblo combativo que llena de orgullo a la historia, hay otro que se duerme para no participar en esta lucha tan desigual, pero que gracias a los grandes corazones de hombres y mujeres de nuestro pueblo llegará a buen puerto.
Asesinaron a Anza. Rugalcaca demostró su ignorancia en cuanto al tema vasco al decir que estaba disfrutando del dinero en un país extranjero. Esa ignorancia no es en cuanto a que en realidad se pensara eso, pues de seguro sabía que estaba en sus manos listo para ser asesinado, sino que se pensó que los vascos nos podemos tragar las historietas de un gobierno cínico y mentiroso como si no lo conocieramos. Posiblemente en España, mucha gente pensó que era cierto, de hecho hay por aquí un cantamañanas que así me lo escribió, pero los vascos, los que pensamos, a los que no nos pueden engañar porque los conocemos de sobra, sabíamos desde el primer momento que Anza iba a ser asesinado por el criminal gobierno español. Y también conocemos a nuestros hermanos, a hombres como Anza, hombres que prefiern la muerte antes que traicionar sus ideales, es lo que tampoco conoce el gobierno invasor, quien se piensa que todos son de su calaña, que tan sólo piensan en el dinero y vivir bien a cuenta del pueblo.
Acabaron con Anza fisicamente, pero jamás con sus ideales. Anza fue un grandioso patriota que dedicó su vida a luchar por su oprimida patria y hasta morir lo hizo lleno de orgullo bajo esas tres gloriosas siglas que todo vasco de bien amamo, ETA.
Ni las bestiales torturas ni los 21 años de cárcel consiguieron doblegarlo.
Un gran homenaje el ofrecido por su pueblo el día de ayer a un inmenso patriota.
Desgraciadamente no puede caminar junto a mi gente, junto a mi pueblo, para rendirle este más que merecido homenaje, pero vaya desde la distancia todo el reconocimiento a este gudari y mi más sentido pésame a su familia y a el pueblo vasco que sufre con esta tremenda pérdida.

A continuación el relato de la manifestación publicado por GARA.

Miles de personas arropan a la familia de Anza mientras señalan a Rubalcaba
Alrededor de 8.000 personas, según el recuento realizado por GARA, participaron en la manifestación que ayer por la tarde recorrió las calles de Donostia para denunciar la desaparición y posterior «aparición» del cuerpo sin vida de su convecino Jon Anza en la morgue de Toulouse. Ayer se supo, además, que las autoridades francesas han adelantado una hora, a las 7.30, la autopsia que está prevista realizar hoy. Allí se exigirá el concurso de un forense de confianza.
Gari MUJIKA | DONOSTIA
«La represión ha matado a Jon, pero la represión no pudo vencer a Jon. Como tampoco va a poder con Euskal Herria», destacó un representante del movimiento pro amnistía de Donostia ante las miles de personas que ayer por la tarde secundaron la manifestación para denunciar la insólita aparición del cuerpo sin vida de Jon Anza en la morgue del Hospital Purpan de Toulouse, once meses después de su desaparición y en base a un relato inverosímil. Miles de gargantas corearon al unísono durante la marcha y de forma reiterada lemas como «PSOE, GAL, berdin da» o, entre otros, «¡Rubalcaba asesino!».
Inmediatamente después de que el jueves por la tarde saltase la noticia de que el cuerpo sin vida de Jon Anza podría encontrarse en la morgue de Toulouse, confirmado al día siguiente, el movimiento pro amnistía de la capital guipuzcoana convocó la marcha que ayer por la tarde denunció «el nuevo capítulo de guerra sucia» de los estados español y francés en Euskal Herria, que entienden es el que han protagonizado con el militante donostiarra las FSE. Dos días después, con la alarmante noticia de la sorprendente «aparición» del cadáver de Anza y con un insostenible relato oficial sobre lo que pudo ocurrir, miles de personas abarrotaron ayer por la tarde el Bulebar donostiarra. Según el recuento realizado por GARA, alrededor de 8.000 personas secundaron la marcha contra la guerra sucia.
Cuando faltaban diez minutos para que la pancarta con el lema «Errepresioa eta gerra zikina amaitu» se desplegara entre ikurriñas con crespón negro, la Ertzaintza hizo acto de presencia. Salvo una pequeña demostración de cómo los beltzas protegen las furgonetas con verjas de quita y pon, la Policía autonómica no hizo más que abrir y cerrar la manifestación, siguiendo las instrucciones de la Policía Municipal de la capital.
Cuando el reloj marcó las 17.30, las tres dotaciones de la Ertzaintza se movieron rápidamente hacia Alderdi Eder, mientras cientos de personas seguían todavía llegando al Bulebar. Por los altavoces comenzó a escucharse el son habitual en funerales y despedidas a militantes fallecidos; y el silencio se apoderó del centro donostiarra. Hasta que amigos y allegados de Jon Anza desplegaron la pancarta. Sólo se escuchaban incesantes aplausos y miles de gargantas que gritaban «Herriak ez du barkatuko», «Jon gudari, gogoan zaitugu» y «Policía asesina».
«¡Rubalcaba asesino!»
Una ikurriña con crespón negro, junto a un cartel con la fotografía de Jon Anza, dirigía la cabecera de la marcha que se abrió paso entre un pasillo humano inundado de aplausos y puños en alto que no cejaban de gritar.
A paso rápido, la movilización atravesó Alderdi Eder y se encaminó hacia el Buen Pastor. En su transcurso, por el recorrido se podían apreciar pancartas con leyendas como «Jon asesinado! PSOE responsable». Y pocos metros después, cuando la marcha llegó a la altura de la sede del PSE, los lemas que se gritaban se concentraron en uno solo: «¡Rubalcaba asesino!».
Mientras que la movilización seguía su curso por la calle Okendo y llegaba rápidamente al punto de salida, al Bulebar, la cola de la marcha aún seguía a la altura del Buen Pastor. Las miles de personas se agolparon ante el kiosko, en silencio, mientras seguía escuchándose el mismo son con el que arrancó la movilización. Sólo un pebetero con fuego presidía el escenario. La fotografía de Jon Anza que portaba un amigo lo acompañó enseguida junto a los allegados y conocidos que portaron la pancarta.
Democracia y justicia
De nuevo las incansables gargantas evidenciaron el ánimo de denuncia y el enfado de las miles de personas allí congregadas. «Jon, gudari, gogoan zaitugu», repitieron sin cesar hasta que una representante del movimiento pro amnistía tomó la palabra. No tuvo que decir nada más que «Agur eta ohore, Jon» para que el ruido ensordecedor de miles de aplausos se apoderasen del centro donostiarra.
Fue clara y concisa. Recordó que no hay mucho más que decir que lo expuesto hasta ahora: que Jon fue secuestrado, torturado y muerto a manos de las FSE, con la complicidad de las autoridades francesas. Que de nuevo, la guerra sucia y la represión más salvaje, ya instalada en Euskal Herria en los últimos tiempos, ha sido quien ha «asesinado a Jon Anza».
Tal y como le gustaría al propio Jon Anza, lo siguiente que pidió fue «recordar en estos momentos a los presos políticos vascos que ahora se encuentran en lucha, y a todos los vascos y vascas que se encuentran huidos o refugiados».
La representante del movimiento pro amnistía señaló que la muerte de Jon Anza «nos sitúa frente a la imposición y la opresión que padece este país». Recordó que «en Euskal Herria, las versiones oficiales son sinónimo de mentiras» y acusó de nuevo a los estados francés y español de ser los autores de su muerte; «tanto su muerte como la ocultación de su cadáver han sido decisiones políticas». Y lo contextualizó en el marco de la espiral represiva de Madrid y París con el «todo vale» contra los independentistas vascos.
Ensalzó la figura de Anza al recordar que padeció todos los rostros de la represión, desde la tortura, la carcel y la dispersión, hasta la guerra sucia. Y aseguró que aunque lo único que oferten los estados sea la represión, «en Euskal Herria queremos la democracia y la justicia».
IDENTIFICACIONES
Como ha ocurrido en días posteriores, ayer fue en el barrio donostiarra de Gros donde la Policía autonómica identificó a dos personas, acusándoles de colocar carteles con el rostro de Jon Anza e ikurriñas con el crespón negro.
MOVILIZACIONES
En el municipio vizcaino de Arrigorriaga ayer se movilizaron 60 personas para denunciar «el nuevo capítulo de guerra sucia» por el caso de Jon Anza. Asimismo, en la localidad navarra de Altsasu fueron 50 los que denunciaron la guerra sucia.
DESDE BASILEA
Socorro Rojo Internacional, reunido en Basilea para su conferencia anual, emitió una nota en la señalaba que «nos unimos al duelo de todos los revolucionarios y de los familiares del camarada Jon Anza, que siempre quedará en nuestros corazones».
Adelantan la autopsia a las 7.30 ante la llamada a acudir
Ante la llamada que el movimiento pro amnistía y los propios familiares de Jon Anza han realizado a la ciudadanía para que acuda hoy a Toulouse para que en la autopsia al cadáver del militante de ETA participe un forense de confianza, las autoridades francesas han adelantado la prueba una hora, según pudo saber GARA.
La prueba forense que las autoridades francesas preveían llevar a cabo a partir de las 8.30 de hoy en el instituto de medicina legal de Toulouse ha sido adelantada a las 7.30, después de que se hiciera un especial llamamiento a acudir hoy a la capital occitana a presionar a sus autoridades para que el forense de la familia Anza participe en el examen médico. Y todo ello se enmarca en las constantes negativas que han ofrecido a los familiares y abogados de Jon Anza desde el jueves.
Las autoridades francesas les negaron incluso ver el cuerpo sin vida de Jon Anza el viernes, hasta que tras toda una jornada apostados en la morgue del Hospital Purpan sus responsables no tuvieron otra opción que permitir que un allegado pudiera realizar un reconocimiento visual. Tampoco les han mostrado ni los registros hospitalarios, ni los enseres que portaba Anza, entre ellos su ropa. Hoy se verá finalmente si la autopsia se realiza sin un forense de confianza, o no se hace. G.M.

Anuncios