Archive for the ‘EL INDESEABLE RODOLFO ARES’ Category

EL INDESEABLE RODOLFO ARES

septiembre 27, 2009

EL INDESEABLE RODOLFO ARES, ENEMIGO AFERRIMO DE EUSKAL HERRIA

EL INDESEABLE RODOLFO ARES, ENEMIGO AFERRIMO DE EUSKAL HERRIA


Al igual que famosos y detestables criminales como Franco o Fraga Iribarne, entre otros muchos, el indeseable Rodolfo Ares es gallego.
De 55 años de edad, casado y con dos hijos, al parecer se ha empecinado en dejar pequeños a los criminales mencionados y superarles en la represiòn contra el pueblo vasco.
El indeseable Ares, quien es reconocido por un gobierno espurio como consejero del interior, està que no le calienta ni el sol y es que el Tribunal Superor de Justica Vasco ha dictado sentencia a favor de una asociaciòn que lucha por los derechos de los presos polìticos vascos para definir que los carteles con fotos de èstos, no constituye delito y por lo tanto es legal que se exiban tales fotos.
El indeseable extranjero ya ha manifestado que de ahora en adelante acudirà a la Audiencia Nacional para que decida a su favor y asì pueda ser considerado un delito el mostrar tales fotos.
Este indeseable pertenece al llamado Partido Socialista Obrero Español (PSOE) que si bien es un partido y es español, incluyendo su sucursal en el paìs vasco, està muy lejos de ser obrero y sobre todo socialista, esto ni lo conocen y como ejemplo basta un hecho que ha sucedido hace unos dìas en el Estado español. Resulta que el tal Zapatero y su partido, solicitan que al estilo Calderòn en Mèxico, se suba los impuestos al pueblo y mientras que esta medida es propuesta por estos llamados socialistas, el partido fascista de derechas, por medio de su cabeza el tal Rajoy, protesta ante tal medida diciendo que perjudica al pueblo, como asì es, osea, el mundo de cabeza.
Esta explicaciòn la doy para que nadie de nuestros amigos latinoamericanos que nos ven se vayan con la finta y se piensen que el tal Ares puede tener algo de socialista.
Este indeseable trata de minimizar los hechos ya que esta decisiòn del tribunal es sòlo para que por tres dìas se puedan presentar tales fotos en el pueblo guipuzcoano de Arrasate.
El invasor Ares declara lo siguiente al respecto:
“No afecta a otras cuestiones que estamos desarrollando por parte del Gobierno en esa política de tolerancia cero y de firmeza democrática con todas la actividades de aquellos que amparan o justifican la violencia terrorista o quieren aprovechar las calles de nuestros pueblos y ciudades para rendir homenaje a terroristas».
¡Cuanto cinismo! ¡Cuanta hipocresìa! Es lo que muestran las palabras de este indeseable.
Habla de tolerancia cero, osea, de prohibir y reprimir cualquier acto de manifestaciòn por parte de los nacionalistas vascos, como es la exibiciòn de fotos de los prisioneros polìticos vascos, o la prohibiciòn de participar en elecciones en su paìs a aquellos que estàn a favor de sus hermanos de vanguardia y que es lo que ha llevado a esta basura a hacerse cargo de la jaurìa de txakurras disfrazados de vasquitos o a cerrar medios de informaciòn que no les guste o a detener a todos aquellos que reciban con el cariño que se merecen a los patriotas que salen de las mazmorras del gobierno invasor, etc. etc. Y a esto, este indeseable le llama firmeza democràtica. Pero esto, para cualquier mente normal y que tenga un mìnimo de sentido comun, es simple y sencillamente fascismo. Sigue pretendiendo engañar a los ignorantes hablando de los que amparan o justifican la violencia terrorista, siendo que es èl el quien ampara y justifica tal violencia, porque terrorista es quien aterroriza al pueblo y al pueblo vasco, el ùnico que siempre le ha aterrorizado ha sido el invasor español por medio de sus fuerzas criminales como guardia civil, policìa armada y ahora estos txakurras disfrazados de vasquitos y bajo el mando directo de este indeseable.
En el colmo del cinismo habla de “nuestras calles, pueblos y ciudades para rendir homenajes a los terroristas”
Se ha de pensar este hijo de puta (y perdonen la expresiòn pero la sangre hierve ante tanto cinìsmo), que està en Galicìa, ¿Pues cuàles calles, pueblos y ciudades son de èl si es un extranjero?.
En todos los pueblos y ciudades del mudo, supongo que hay calles con los nombres de sus libertadores, pero no creo que haya una sola ciudad o pueblo en el mundo en el que exista una calle que lleve el nombre de un invasor. Las calles de Euskal Herria deben llevar nombres de nuestros patriotas, de los que dieron la vida por la libertad y no de estas basuras de txakurras, chivatos o polìticos que se dedicaron a mantenernos bajo domino español treyendonos represiòn, persecuciòn y asesinatos. Se ha de pensar este misrable que un dìa una de nuestras calles llevarà su nombre, por ello ahora nos quiere imponer el nombre de los invasores, de los autènticos y ùnicos terroristas.
La grandìsima idiotez de este pelafustàn ha llegado al extremo de pedir a la poblaciòn vasca, a cuenta de la cual come e incrementa indignamente sus cuentas bancarias, que no entren en los bares de los abertzales que muestren fotos de presos polìticos vascos. Ya lo que falta, que un repugnante extranjero venga a decir a un pueblo en dònde tiene que entrar y en dònde no. Me recuerda aquellos tiempos en los que los txakurras pretendìan hacerse amigos de la poblaciòn y entraban en los bares uniformados y todo, el resultado era sorprendente, toda la gente salìa a la calle mostrando su desprecia ante semejantes seres. Ahora, el miserable Ares, pretende algo similar pero al revès.
Siguiendo con sus sandeces manifiesta:
“buscaremos la cobertura legal» para responder a «este intento de desafiar a la democracia y al estado de derecho» de los convocantes”
La cobertura lègal, en este caso, es la del tribunal vasco que ha permitido exibir las fotos de la discordia, pero para el tal Ares, como buen fascista, lo legal tan sòlo es lo que a èl le conviene y sin duda, es èl, quien està desafiando a la democracìa, pues èsta no permite, no puede permitir, el prohibir que cada quièn exponga las fotografias que le de la gana y homenajee a quien asì lo decida en su propio paìs.
Y sigue con sus mamarrachadas:
” Hay sentencias de la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo que dicen con toda claridad que exhibir fotos de presos etarras es un delito de apología del terrorismo”.
Està bien señor Ares, que se quiten las fotos de los etarras para que se pongan la de su distinguida, (por no decir otra cosa) madre en pelotas y fornicando con alguno de los supuestos padres de usted.
Este indeseable es el consejero o ministro del interior vasco, para quien la ùnica ley que conoce es la del gobierno invasor español, su ùnico amo.
Y como esto de las fotos ya es una autèntica paranoia de este anormal, a la tarde su jaurìa de txakurradas rabiosos disfrazados de vasquitos y presuniendo toda su prepotencia, entraron en bares de Arrasate para llevarse fotos de los presos polìticos vascos.
Los fascistas que siempre hablan de respeto a los tribunales cuando estos favorecen sus instintos e intereses fascistas, ahora no respetan ni a estos.
Como bien puede verse, el tal Ares es un enemigo aferrimo de Euskal Herria. Todo paìs que lucha por su libertad contra un invasor, o encarcela a estos invasores o los ejecuta. Nuestros patriotas no tienen càrceles, por lo tanto no les queda màs que la ejecuciòn. Ahora mi pregunta es por què la familia de este indeseable no le hace ver sus errores y se lo llevan a su pais a que allà pueda poner las fotos que le salgan de los huevos y deje en paz a los vascos que pongamos la que nos de la gana. En lugar de esto y si un dìa nuestros patriotas consiguen darle un tiro o ponerle una bomba, entonces vienen los lloriqueos, que mi padre o esposo era bueno, que no hacìa mal a nadie, etc. etc. Osea, que los vascos tenemos que aguantar que estos indeseables pisoteen hasta nuestros màs elementales derechos y hagan su santa voluntad y encima tenemos que agachar la cabeza. Como decìa alguien:”me golpeas, me insultas, me torturas, me matas y encima te enfureces porque te salpicas mi sangre”.
Lo verdaderamente lamentable es que muchos vascos se mantengan con sus mentes dormidas y se mantengan impasibles ante semejantes indeseables, cuando no se ponen a favor de ellos. Cuando despertaràn y se daràn cuenta que los enemigos de Euskal Herria, de la ùnica patria de todos los vascos, son la gentuza como este Ares y no nuestros hermanos patriotas que arriesgan todo por traernos la libertad. Cuàndo despertaràn y se daràn cuenta que los partidos polìticos son eso, partidos, osea, que no hacen màs que partir o lo que es igual, dividir. Cuàndo despertaràn y se daràn cuenta que luchar por la patria, por una patria libre, es lo principal al margen de partidos que no buscan màs que sus propios intereses.
Pero no, màs que dormidos parecen ya muertos y a nadie extrañarìa verlos en una manifestaciòn mandados por sus partidos supuestamente nacionalistas, protestando por la ejecuciòn de un miserable invasor como lo es Rodolfo Ares, enemigo aferrimo de Euskal Herria y quien lo mejor que podìa hacer era marcharse de nuestra patria.

Anuncios