Archive for the ‘EL IMBÉCIL IKER MERODIO’ Category

EL IMBÉCIL IKER MERODIO

abril 15, 2011

EL MISERABLE MERODIO

Quito un poco de mi corto tiempo para traer aquí a otra vergüenza más del supuesto periodismo.
Que supuestos periodistas no son más que lacayos al servicio del invasor gobierno español y cuya única cultura es la que por 50 años dicen y dicen los medios de comunicación y fascistas españoles con el fin de confundir y lavar el cerebro a cuanto imbécil se deja, lo sé de sobra y un claro ejemplo es este gilipollas llamado Iker Merodio.
Y quién es el tal Iker Merodio, en realidad lo desconocía hasta ahora, pero en unos minutos me ha quedado claro que es un perfecto imbécil más de los miles que se atreven a atacar a quien más honores merecen, a los gloriosos y heroícos patriotas vascos. A continuación el artículo que presenta en una página más de envenenamiento contra nuestros patriotas.

“Todo lo que toca ETA…
Se convierte en mierda. En dolor profundo, intenso e infinito. Y en máquinas de producir vergüenza ajena que se aprovechan de ETA para ganar el concuro de indignación de su pueblo.
Los miembros de ETA siguen disparando, y a matar, como han hecho en Francia esta misma semana.
Los presos de ETA siguen estando en las cárceles por cometer asesinatos o colaborar en que se cometan.
Una parte de las fuerzas de seguridad del Estado, una parte de la judicatura, una parte de la política y una parte de los medios siguen usando a ETA, a sus presos, y a sus vícitmas para vender su propio servicio a la patria.
Algunos vascos son detenidos e incluso torturados por si acaso son miembros de ETA.
Algunos vascos ven peligrar sus derechos o los ven directamente recortados porque, con la excusa de ETA, su supresión de la ecuación política beneficia, directamente, a unos partidos políticos en concreto. Y el botón de muestra está en el Parlamento vasco.
En definitiva, ETA ensucia, empaña y provoca dolor en todos los ámbitos en los que está presente.
Pero lo de hoy, sin víctimas mortales de por medio, es especialmente sangrante.
El gilipollas de la semana bien podría ser el que compara a “Gatza” con Nelson Mandela. El primero es un asesino al que la más restrictiva de las interpretaciones jurídicas ha retenido en la cárcel el mayor tiempo posible.
Y un asesino que cumple su pena se merece una oportunidad de reinserción y que se respeten sus derechos (porque ese respeto, precisamente, será la base de la reinserción). Pero homenajearle, intentar convertirle en un martir y compararle con uno de los mayores defensores de los derechos humanos del siglo XX no sólo no ayuda a nadie (ni al propio “Gatza”), sino que me parece una soberana idiotez.
Pero el gilipollas de la semana puede ver cómo le arrebatan su premio dos hermanos que, de confirmarse su colaboración y/o pertenencia a ETA, se van a merecer el premio especial a odiables infinitos. Si lo que guardan los hermanos Esnaola en su caserío son, finalmente, 850 kilos de explosivos, y si se lo guardaban a “sus” compañeros de ETA, por sentencia firme, se habrá evitado el posible daño que estos tipos podían haber posibilitado al esconder y proporcionar material con el que matar.
Pero ya han hecho un daño irreparable, a la cultura y al País Vasco, a los que dicen defender. Al Herri Kirolak por cuyo crecimiento han dicho implicarse. A la Euskadi por la que estaban dispuestos a ayudar a matar, supuestamente.
Si un juez o jueza les condena, insisto, se habrán retirado de la circulación a dos potenciales colaboradores de asesinato. Pero lo que ya han volado por los aires es una tradición que cuesta mucho mantener. Y que por mantenerla, ahora, además de “rural” unos pocos van a llamar a muchos “asesinos”.
Si son absueltos y lo que guardaban no es explosivo, deberán retornar a su vida, a apoyar su cultura y su país, siempre desde el respeto a la vida. Y todos deberemos ayudarles porque también serían vícitmas de la violencia. Por desgracia, para ellos, para su entorno y para las tradiciones vascas, todo apunta a que no será así.
Si reconocen su participación en ETA, sólo espero que lo hagan sin torturas (que existen), sin presiones y porque la investigación les ha llevado a admitir lo evidente. Y que les apliquen una pena proporcional y puedan beneficiarse, como otros presos, de los programas que apoyan una reinserción más rápida y eficaz. Que los penales, en teoría, murieron con Franco.
Hoy, por desgracia, es un día perfecto para ejemplificar que todo lo que toca ETA se convierte en daño y dolor”.

Es lo que escribe el imbécil éste, quien por momentos se hace el bueno y como si de repente le llegase un rayo de luz a su apagada y atrofiada mente, dice algunas verdades.
Analicemos sus babosadas.
Dice que todo lo que toca ETA se convierte en mierda, me pregunto si tal vez le hayan tocado a él. A España o a su gobierno por supuesto lo han tocado y por lo mismo son una soberana mierda.
“Se convierte en dolor profundo, intenso e infinito y en máquina de producir vergüenza ajena”. Como es natural este mierda no ve lo de la otra parte, no ve, porque no quiere verlo, que es el gobierno español quien ha traido un dolor intenso e infinito al pueblo vasco. Que son cientos los asesinados por ese gobierno criminal, que son miles los torturados y encarcelados por ese mismo gobierno fascistas que está en un país extranjero al que tiene sometido por la fuerza de las armas y el terror y que son miles los vascos que han tenido que abandonar su país para que ese mismo gobierno no los torture y encarcele. Jamás he sabido en la historia que se pueda sentir vergüenza ajena por los patriotas que luchan por la libertad de su país, vergüenza ajena se tiene por el país que invade a otro y masacra a sus ciudadanos, pero claro, que va a poder ver esto un imbécil como el Merodio. El pueblo de ETA en realidad no existe, es ETA la que tiene un pueblo, el pueblo vasco y por él, por su pueblo, los gloriosos patriotas dan sus vidas sin medir las consecuencias de los daños que esto les va a acarrear, para ellos, lo primero es la libertad de su pueblo ¿Hay algo más glorioso que esto? Sólo un miserable sin entrañas o un descerebrado con mierda en el cerebro puede condenar esto y uno de ellos es Iker Merodio, una vil y repugnante sabandija. El pueblo, el verdadero pueblo al que pertenece ETA, sólo puede sentir un infinito orgullo por sus hijos predilectos y ni aunque sea como táctica, escuchenlo bien, Batasuna o como quieran llamarse, un vasco bien nacido puede condenar a nuestros heroícos hermanos y punto.
Los miembros de ETA dicen que han disparado en Francia, pero este mierda no tiene en cuenta que la legítima defensa es válida y fueron los franceses quienes atacaron a nuestros patriotas, los cuales no tuvieron más remedio que defenderse de la agresión. Las cosas como son, lo contrario es desvirtuar la realidad y hoy podrán engañar, pero la historia pondrá las cosas en su lugar.
Nuestros patriotas no están en las cárceles por cometer asesinatos, nuestros heroícos patriotas no asesinan, ejecutan a los invasores de nuestra patria, los que asesinan son esos invasores de la guardia cívil o policía nacional o los disfrazados de vasquitos y tan extranjeros como los otros y estos asesinos resulta que están libres. Nuestros patriotas están en prisones por ser vascos y querer una patria libre como nos corresponde.
Nos habla Merodio de “una parte del Estado” ¿Cuál Estado? Lo único que devemos reconocer los vascos es eso: Un Estado vasco, libre y soberano, el Estado, el español, se lo pueden meter por las pelotas que a los vascos no nos interesa ni tenemos porque estar supeditado a él.
Y el rayo de luz llegó al cerebro de por sí atrofiado de este sinvengüenza de Merodio y así es, no algunos sino cientos de vascos son torturados por si son de ETA. Es cierto que con el cuento de la lucha contra ETA algún partido se beneficia políticamente, pero eso es problema de los españoles, ETA y el pueblo vasco debe ir a lo suyo y lo suyo es seguir luchando por la libertad de Euskal Herria, el beneficio que de esta lucha puedan sacar o no sacar los españoles es problema de ellos.
Y de nuevo, con otras palabras, quien causa dolor en todos los ámbitos vascos es el gobierno español quien debe marcharse de Euskal Herra para que todos podamos vivir en paz, mientras no lo haga es el único responsable de toda la violencia que se genera en el país vasco.
No voy a decir que el gilipollas de la semana sea Merodio, éste es gilipollas de nacimiento, como lo son los miles de imbéciles que escriben sus mamadas contra ETA y se creen tener una razón sobre lo que ignoran por completo.
Gatza no tiene porqué ser un Nelson Mandela aunque la diferencia no sea grande, ambos lucharon por una patria libre y ambos estuvieron por muchos años en prisión, pero al margen de comparaciones, Gatza es simplemente un patriota vasco, un hombre que ofreció su vida a la libertad de su patria y por lo tanto un héroe al que todo homenaje que se le pueda hacer resulta pequeño para lo que se merece. Gatza no mereció pasar un día en la cárcel, Gatza, como cualquier patriota vasco, mereció una medalla y ser declarado hijo predilecto de Euskal Herri y que una calle de su pueblo, cuando menos, lleve su nombre.
Un asesino no merece cumplir condena sino estar en prisión de por vida y ahí deberían estar guardia civiles y demás asesinos que fueron al país vasco a asesinar a sus ciudadanos. Un patriota que ha ejecutado a un cerdo invasor, jamás debió pisar una cárcel sino ponerlo en los altares de la pátria.
Obligación suprema de todo vasco es colaborar con nuestro ejército de liberación nacional, no importa cómo ni en qué medida, unos será escondiendo armamento, otros bastarar con callar cuando reconozca a un militante de nuestro ejército y otros simplemente con sus simpatías y esconer dinamita o cualquier tipo de armamento en el caserio de alguien, al margen de que sean militantes, es para que el pueblo agradezca tan noble gesto. Vaya desde aquí toda nuestra admiración y cariño para los hermanos Esnaola.
Termino porque el tiempo apremia. Nos habla este baboso de que ETA se carga la cultura. Lo que nos faltaba por oir. Ahora resulta que si muchos vascos no hablamos nuestra legua es porque ETA lo impidio prohibiéndolo, mientras que los españoles con Franco a la cabeza, hicieron hasta lo imposible porque los vascos mantuviesemos nuestra cultura.
Pues ahora sí, como ya he mencionado, no es el gilipollas de la semana porque lo ha sido todos los días de su vida. Me queda por demás claro, mientras que nuestro glorioso ejército está ya en la historia tras haber escrito miles de páginas con letras de oro, gentuza como Iker Merodio quedarán en el más insignificante del anonimato, como un miserable más que se puso del lado de la injusticia para doblegar a un heroíco pueblo que supo derramar su sangre en aras de la libertad.
¡GORA EUSKAL HERRIA ASKATUTA!
¡GORA ETA MILITARRAK!

Anuncios