TXABI ETXEBARRIETA

MEMORIA HISTORICA

MEMORIA HISTORICA

Memoria Histórica, eso, precisamente eso, es lo que debemos tener los vascos, y la debemos tener para recordar a nuestros héroes, a los que dieron la vida por construir una patria libre y soberana, a esos mártires de la libertad que no dudaron en dar sus vidas para que Euskal Herria sea lo que le corresponde, una nación libre y soberana.
Vamos a comenzar la serie de Memoria Histórica con el primer marti de la época moderna, es decir, desde que esas tres amadas siglas, ETA, irrumpieron en la vida vasca para escribir páginas de gloria con letras de oro.
Vamos a comenzar la Memoria Histórica con Txabi Etxebarrieta, quie murió asesinado por un mercenario extranjero cuando apenas contaba 23 años. ue el primer marti de ETA, y también fue elprimero en causae una baja al criminal enemigo invasor.
Vamoa a ver su historia sacada del Blog de AHAZTUAK:

TXABI ETXEBARRIETA. MUCHO MAS QUE “EL PRIMERO QUE MATÓ Y EL PRIMERO QUE MURIÓ”
Sólo vivió 23 años, pero la figura de Txabi Etxebarrieta ha sido resaltada en los 40 transcurridos desde entonces por gentes tan dispares como Jorge Oteiza, Mario Onaindia o Julen Madariaga. Uno de sus compañeros de militancia más próximos, Goio López Irasuegi, dejó una frase para la historia: «Txabi fue el primero que mató y el primero que murió». Pero fue además mucho más que eso.
Pese a su temprana muerte, Etxebarrieta, licenciado en Económicas por la Universidad de Deusto, había dirigido ya para entonces la V Asamblea de ETA, en la que él mismo definió conceptos como el de «pueblo trabajador vasco», totalmente novedosos. Había redactado también los manifiestos de la organización de cara al 1 de Mayo o al Aberri Eguna.
Aquella V Asamblea pasa por ser uno de los momentos políticos claves en la historia del país, según reconocen historiadores de todas las tendencias. Y el papel de Etxebarrieta en la misma también ha sido elogiado por personas tan poco sospechosas como Patxo Unzueta, entonces compañero de militancia y hoy periodista y columnista de “El País”. En “Los nietos de la ira” (1988), Unzueta escribe que «como presidente y moderador de la reunión, mantuvo una actitud sensata y equilibrada (…) Hay que recordar que Txabi Etxebarrieta era un hombre muy culto para su edad, al que no le resultaban extraños los debates sobre la `nueva izquierda europea’ que por entonces estaban de moda (…) Tampoco se puede decir que, en esta época, su visión del nacionalismo fuese de tal tipo que ignorase o despreciase lo que ocurría en el resto del Estado».
Mario Onaindia, que comenzó en ETA y acabó en el PSOE, cuenta en sus memorias que había sido captado por Etxebarrieta y explica qué es lo que sintió al conocer la noticia de su muerte en Benta Haundi: «Me invadió una enorme e incontrolable sensación de orfandad». Aunque el fallecido Onaindia apunta en el libro que él ya dudaba del camino emprendido por la organización en aquel momento, «por encima de estos sentimientos estaba el hecho de perder un amigo». «Estaba claro que nuestra vida estaba plenamente determinada por aquella muerte y ya no teníamos posibilidad de marcha atrás. Sería una traición», escribiría Onaindia 33 años después.
Para los suyos, Txabi Etxebarrieta fue un líder nato. Incluido para su hermano mayor, José Antonio, de cuya mano hizo toda su carrera política. El abogado escribió a su muerte que «su ausencia es un vacío que, sin vergüenza, sólo podemos llorar. Ciertamente -a pesar de sus aparentes pocos años- Txabi era un líder, y, lo que es más, era un líder simpático. No por cálculo o por querer hacerse agradable. Txabi era simpático porque era profunda, intensamente humano». Lo mismo reflejaba Jokin Gorostidi, con quien iba a encontrarse en Beasain cuando fue tiroteado: «Era un gran militante, un gran revolucionario, un verdadero líder. Conectaba con la gente enseguida, y con los compañeros era cariñoso hasta en los peores momentos». Y el historiador José María Lorenzo Espinosa resalta que su final conmocionó a todos, desde el PNV hasta CCOO.
Su incorporación a ETA se sitúa ya en 1962, aunque hasta cinco años después no tendría que optar por la clandestinidad. Entre tanto, el joven Etxebarrieta desarrolló todas sus inquietudes no sólo políticas, sino también culturales. Leía con fruición a Dostoyevsky, Whitman, Neruda, Baudelaire, Otero, Shakespeare, Ibsen… En las tertulias de los cafés de Bilbo, en pleno renacimiento cultural vasco, compartió debates con gentes como Jorge Oteiza o el poeta Blas de Otero. El escultor no ocultaría su conmoción por los hechos de Tolosa: «Sacrificado en Benta Haundi, el primero de nuestra última Resistencia», escribió Oteiza. «Con la foto del periódico en las manos, lo veía nublado, diferente, no podía entender que lo habíamos perdido para siempre, que lo habíamos perdido todos. Cuando suba a Arantzazu el 1 de noviembre, tengo decidido que pondré en lo alto, en el regazo de la Madre, al Hijo muerto, mirando al cielo, gritando, hablando, no lo sé…».
El encarcelamiento de José Antonio, acusado de pertenecer a EGI, cuando el hermano pequeño sólo tenía 16 años, fue inevitablemente uno de los impulsos para que Txabi adoptara un compromiso político de tal nivel. Otro se lo proporcionó el conflicto laboral de Bandas, la fábrica vizcaina de la que fueron despedidos 564 trabajadores. Pero eran además los meses del Che Guevara, de Cuba, de Vietnam, de Argelia, de Mao, de mayo de 1968… cuestiones todas ellas que el joven estudiante de Económicas absorbió como una esponja.
Todo ello moldearía su decisión de optar por la lucha, incluida la armada, y hacerlo con todas las consecuencias. Un militante anónimo de ETA recuperaría una frase suya en la publicación “Iraultza”, fechada en noviembre de 1968: «Si todos nos quedáramos en casa, a la espera de un cambio, el pueblo moriría (…) La libertad no vendrá de por sí, si nosotros no la impulsamos (…) Creo que llegaré a los 25 años, quizás también a los 30, pero no me moriré en la cama».

Pues esta es la Memoria Histórica que no podemos dejar de acudir a ella para recordar a estos héroes.
El indeseable txakurra ejecutado por nuestro gudari era un tal Posadas Pardines o lo que es lo mismo, un simple número de la guardia cívil española, un indeseable que llegó a nuestera patria dispuesto a acabar con la vida de cualquier vasco que luchase por la libertad y fue otro miserable, otro lacayo al servicio del gobierno invasor e igual que el anterior, quien acabara con la vida de nuestro patriota.
Aquí no hay dinero, aquí hay hombres generosos luchando por la libertad de un pueblo y el pueblo, jamás puede olvidar a los que dieron su vida por su libertad.
Son los nombres de ellos los que deben ir en las placas de nuestras calles, avenidas, plazas y callejones. Son ellos los que merecen un monumento en nuestros pueblos y ciudades.
Esto es Memoria Historica, recordando ahora a nuestro querido gudari Txabi Etxebarrieta
¡GORA EUSKAL HERRIA ASKATUTA!
¡GORA TXABI ETEBARRIETA!

Anuncios

Etiquetas:

14 comentarios to “TXABI ETXEBARRIETA”

  1. Daniel portero Says:

    A ver Luis Miguel, Begoña Urroz una niña de 2 años fue asesinada por ETA primero. El gafotas empollón de la clase asesino a sangre fría al guardia civil Pardines, familia a la que conozco de Malpica en Galicia. Ese es vuestro primer asesinato, una niña inocente de 2 años en la estación de Amara. Uhhhhh! Que peligro!!! Hay que matar a la niña!!! Es franquista la niña!!!. Seréis imbéciles los de ETA, el retrasado gafotas de Etxebarrieta fue un segundón, y además se quedó sin calle en Lejona porque yo me la cargué. Jose Pardines si que tiene una preciosa calle en Malpica que da a la preciosa playa de este municipio. Esta es la memoria que algunos nos encargaremos de que quede….

    • koldomikel Says:

      Ninguna niña fue asesinada por ETA en la estación de Amara, que es a lo que te refieres, es una falacia que ha quedado más que demostrada y lo tienes fácil, busca en los periódicos de la época a ver dónde aparece tal estupidez.
      Hablando de segundones, puedes irte hasta décimo lugares que es por donde tal vez andaría tu padre, un lacayo del gobierno invasor español. En tu España puedes meterte en los huevos a los txakurras que quieras y hacerles los honores que quieras, no nos interesa, Nos interesa que se honre la memoria de un gudari como txabi, quien además eras vasco y como tal, su nombre debe figurar en nuestras calles y así será por más que fascistas como tú traten de impedirlo. Ustedes quedense con su memoria, que es la de cerdos invasores que fueron a una tierra extraña a torturar y asesinar a sus habitantes, nosotros recordaremos para siempre a nuestros héroes, los que dieron la vida por una Euskal Herria libre y soberana ¿De acuerdo?

    • H Says:

      ¿Aún hay gente dando el coñazo con Begoña Urroz, “primera víctima de ETA”? Ya hay que ser ignorante para atribuir a los etarras un atentado reivindicado por el DRIL. “DIARIO VASCO”, San Sebastián, 10-2-1961, pág.1, noticia “Galvao reconoce haber tenido una participación directa en los actos terroristas de 1960, en Madrid, Barcelona y San Sebastián”. Y la familia de la niña no se enteró. Ya. En Google: “hemeroteca ABC 1961/01/28 galvao DRIL maletas explosivas”, “www.vilaweb.cat documents oficials”, “hemeroteca ABC 1961/02/10 galvao actos terrorismo” y “hemeroteca ABC 1962/12/04 petardistas DRIL niña guipuzcoana”. Henrique Galvao (1895-1970) tiene desde 1975 una calle dedicada en su honor en Lisboa, y en 1991 el gobierno portugués le nombró a título póstumo caballero gran cruz de la Orden de la Libertad. En Portugal homenajean como es debido a los héroes del DRIL. En España preferimos inventarnos una pseudovíctima de ETA llamada Begoña Urroz.

      • koldomikel Says:

        Buena información, pero me temo que no sevirá de mucho, les ha dado por decir que fue ETA y de ahí nadie los saca
        Saludos

    • H Says:

      La bomba que mató a Begoña Urroz la prepararon ELOY GUTIÉRREZ MENOYO -el famoso anticastrista- y ABDERRAMÁN MULEY MORÉ “MANUEL ROJAS”, fallecidos en 2012 y 2010 respectivamente. Ambos sospechosos de ser topos franquistas infiltrados en el DRIL_”http://www.euskomedia.org/fondo/6270″. Muley ya era sospechoso antes de junio de 1960_”http://www.euskomedia.org/fondo/11119″. Tal vez es que gozaba de inmunidad diplomática cubana -el “Héroe de la Revolución” aún no se había fugado a Miami-, pero de Menoyo sorprende que pasara por Madrid -y se reuniera con un famoso nazi y traficante de armas- cuando ya era pública su condición de miembro del DRIL, ya que fue uno de los del DRIL detenidos en Bélgica en julio de 1960_”http://casacomum.net/cc/visualizador?pasta=07420.001#!4″.

      Final irónico: A Menoyo lo sacó de las cárceles castristas Felipe González en 1986, con el PP aplaudiendo. A Menoyo lo habían capturado los castristas hacia 1965 durante una incursión de la “banda armada” anticastrista Alpha 66 en Cuba.

    • H Says:

      Como ya he comentado, en mayo de 2013 el periodista catalán Xavier Montanyà sacó a la luz un informe de la BPS franquista sobre una redada de miembros del DRIL en Lieja (Bélgica). En dicho informe se daban los nombres de 2 activistas que habían huido de España tras los atentados de finales de junio en estaciones de tren: ARTURO GONZÁLEZ-MATA LLEDÓ (que reconoció haber puesto las bombas de Barcelona) y REYES MARÍN NOVOA (que por pura lógica -y cruzando datos con archivos desclasificados estadounidenses- fue el de San Sebastián). Hasta ahora no había caído en la cuenta, pero ahora sí: Arturo era el hermano menor del novelero espía franquista LUIS MANUEL GONZÁLEZ-MATA LLEDÓ, que en la década de 1970 se recicló en escritor y periodista.Y tengo mis dudas de que sea sólo una casualidad inocente.

  2. TXANIA Says:

    “Utopia
    zerumugan dago
    Guk bi pauso
    aurrera eman orduko
    beste bi pauso
    egiten ditu berak aurrera
    Urrun egoten
    jarraitzen
    du beti
    Zertarako
    balio digu
    Utopiak?
    Bada
    horretarako
    ibili-ibilian
    aurrera egiteko”

    E. Galeano

  3. txania Says:

    en castellano:

    “La utopía
    está en el horizonte.
    Me acerco dos pasos,
    ella se aleja dos pasos.
    Camino diez pasos
    y el horizonte se corre diez pasos más allá
    Por mucho que yo camine,
    nunca la alcanzaré.
    Entonces
    ¿para qué sirve la utopía?
    Para eso sirve: para caminar”

    o sea la voluntad de seguir un objetivo, si persiste, ya no es utopia, sino, realidad, y se logra.

    la lucha es voluntad por lograrla por mas inrrealizable k parezca..

    • Daniel portero Says:

      Koldo no censures!! Y publica lo que mande!

      • koldomikel Says:

        En primer lugar yo puedo y debo censurar lo que crea conveniente y esto por la sencilla razón de que este blog es de total apoyo a la lucha del pueblo vasco por su libertad y por ende a ETA si hubiese en todos los sitios los mismos derechos para expresarse todos por igual, entonces podrías hablar contra la censura, pero creo que bien sabes que no es así.
        En segundo lugar te he borrado al parecer un cmentario que ni me va ni me viene y ha sido por un error, pues hablas de relojes y no sé que tonteria más, el problema estuvo que ya lo había visto y pensé que lo mandabas repetido y ya estaba publicado.

  4. TXANIA Says:

    “Por el pajaro enjaulado
    Por el pez en la pecera
    Por mi amigo que esta preso
    Por que ha dicho lo que piensa
    Por las flores arrancadas
    Por la hierba pisoteada
    Por los arboles podados
    Por los cuerpos torturados
    Yo te nombro Libertad

    Por los dientes apretados
    Por la rabia contenida
    Por el nudo en la garganta
    Por las bocas que no cantan
    Por el beso clandestino
    Por el verso censurado
    Por el joven exilado
    Por los nombres prohibidos
    Yo te nombro Libertad

    Te nombro en nombre de todos
    Por tu nombre verdadero
    Te nombro y cuando oscurece
    cuando nadie me ve

    Escribo tu nombre
    en las paredes de mi ciudad
    Escribo tu nombre
    en las paredes de mi ciudad
    Tu nombre verdadero
    Tu nombre y otros nombres
    que no nombro por temor

    Por la idea perseguido
    Por los golpes recibidos
    Por aquel que no resiste
    Por aquellos que se esconden
    Por el miedo que te tienen
    Por tus pasos que vigilan
    Por la forma en que te atacan
    Por los hijos que te matan
    Yo te nombro Libertad

    Por las tierras invadidas,
    Por los pueblos conquistados
    Por la gente sometida
    Por los hombres explotados
    Por los muertos en la hoguera
    Por el justo ajusticiado
    Por el heroe asesinado
    Por los fuegos apagados
    Yo te nombro Libertad

    Te nombro en nombre de todo
    Por tu nombre verdadero
    Te nombre cuando oscurece
    cuando nadie me ve

    Escribo tu nombre
    en las paredes de mi ciudad
    escribo tu nombre
    en las paredes de mi ciudad

    Tu nombre verdadero
    Tu nombre y otros nombres
    Que no nombro por temor
    Yo te nombro Libertad”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: