Archive for the ‘EL QUINTO NO MATARÀS’ Category

EL QUINTO NO MATARÀS

septiembre 19, 2009

¡SANTO CRISTO! VAYA MANADA DE DESCEREBRADOS

¡SANTO CRISTO! VAYA MANADA DE DESCEREBRADOS

Asì es. El quinto mandamiento de la ley de Dios es no mataràs. Sin embargo, al parecer hay algunas clausulas en donde dice que hay quien puede matar, segùn sean las condiciones, clausulas que a pesar de haber estudiado religiòn y leìdo la biblia y otros varios libros del tema, no he conseguido ver en ningùn sitio.
Tenemos por ejemplo, que ETA no puede matar, al hecerlo està pecando o atentando contra el quinto mandamiento y a esto, se ha dado en llamar crimen, terrorismo, asesinato, etc. mientras que la policìa española debe estar lista para matar y como prueba traigo este mensaje que ya lo he puesto en otro lugar.
firmabci
Como vemos, para la policìa española o lo que es lo mismo, para los vascos, los cuerpos de invasiòn españoles, estàn dentro de esa clausula invisible del quinto mandamiento que sòlo ellos ven.
Que ETA deje de matar o que ETA deje las armas, es la cantaleta que a diario oimos por todos los medios de informaciòn, medios que bien hay que decirlo, o son fascistas o son traidores.
Ayer mismo me encontrè con un par de blogs en donde la gran mayorìa eran crìticas para ETA. Conocemos la cantaleta, son asesinos, son terroristas, etc.etc. Uno de estos era un blog español, el otro era uno vasco o por mejor decirlo, uno que escribìa un vasco que para màs inri se decìa nacionalista.
Dejamos al español que ya sabemos como piensan con sus mentes huecas, en cuanto al vasco, que no la tiene menos, le echè una ojeada por encima y me iba pareciendo bien. Que si el PSOE negocia con el PP que si tal y que si cual. ¿Pero… Y èste de que pie cojea? Me preguntaba yo. Para identificar a un verdadero patriota o nacionalista, que es lo mismo, de un pelafustàn que sòlo esperan que ETA haga el pastel para comèrselo ellos, sòlo basta ver si escriben algo sobre nuestro glorioso ejèrcito de liberaciòn nacional y sabremos a que atenernos.
Asì este tipo, quien cual si fuese estrella de la pantalla, sin darse cuenta al parecer que està muy feo para eso, nos presenta su foto por doquier vestido de traje y todo.
Rapido encuentro los comentarios que hace sobre nuestros hèroes, en un ràpido vistazo veo echar su veneno, sin duda peneuvista, contra ETA. Condena sus acciones y escribe sobre lo clàsìco y ya gastado de que ETA debe desaparecer y dejar de matar. Rapido dejo de leer, pues ya me causa repugnancia tanta hipocresìa, falsedad y cobardìa.
Que ETA deje de matar, que deje las armas, dicen al margen de los españoles, todos estos vascos que se dicen nacionalistas pero que como decìa el libertador cubano Josè Martì, no tienen valor para luchar ni la decencia de callarse. Eso sì, para vivir bien a cuenta de la lucha de los demàs se las pintan ellos solos.
Lo curioso que con tanta repugnancia que les dan las armas y lo espantoso que es matar, nunca jamàs piden a las fuerzas invasoras que dejen las armas, al parecer, para estos vascos que son indignos de serlo, la clausula del quinto mandamiento es verìdica.
Pues bien, vayamos por partes. La realidad es que el quinto mandamiento es para todos igual, pero tambièn es una realidad que el quinto mandamiento a todo el mundo le importa un comino, asì vemos que en la biblia, hasta el propio Moises que ha recibido los mandamientos, manda matar a las mujeres, niños y ancianos que han sobrevivido a la conquista de un pueblo.
Asì que seamos sinceros, la gente llama asesinos y habla de matar o no matar segùn su conveniencia.
Hay gente honrada. Tenemos en el blog el caso de un estimado amigo quien al parecer siendo español està contra la violencia de ETA, pero del mismo modo lo està contra la violencia del invasor, asì condena por igual las ejecuciones de dos guardia civiles que la despariciòn de Anza.
Asì deberìa ser todo el mundo. En lo personal soy partidario y lo he dicho muchas veces, de que lo ideal serìa que no hubiese una sola arma en el mundo ni un sòlo muerto por la violencia, cumpliendo todo el mundo, al margen de la religiòn, con ese fantàstico quinto mandamiento que no tiene màs clausula que el “no martaràs”.
Pero como la vida no es religiòn, aunque èsta por desgracia sea parte importante de la vida, vamos a dejarnos del quinto mandamiento que nadie cumple y vayamos a la realidad.
Hay violencia porque hay ambiciòn. En nuestro conflicto por ejemplo, si los españoles tienen un territorio que es de ellos, ¿Por què narices se empeñan en tener uno que tiene lègitimos dueños y no es de ellos? Esto se manifista en todos los àmbitos de la vida y es tan antiguo como la propia humanidad, ejemplos se podrìan dar miles.
¿Costarà mucho comprender al ser humano que para unos instantes que estamos en este mundo, con llevar una vida tranquila y respetar al pròjimo, todo el mundo podrìa ser feliz? Pues al parecer no. El que màs tiene màs quiere y el que tiene poder quiere a fuerzas que todo el mundo se incline ante èl y asì vienen las guerras y la violencia de todo tipo.
Muchos diràn que tengo una gran contradicciòn, si estoy contra la violencia por què soy partidario de ETA o por què si comprendo que cada quièn justifica a su bando detesto a las fuerzas de ocupaciòn y no condeno a ETA.
Al amigo que condena la violencia venga de donde venga, le puse dos veces el mismo ejemplo. Si alguien quiere violar a la madre y la tiene amenazada de muerte ¿Que haces? Habrà muy posiblemente quien diga que llamar a la policìa aun sabiendo que para cuando llegue la madre estarà muerta y estamos los que no dudarìamos en matar al agresor, diga lo que diga el quinto mandamiento y la santa madre iglesia.
Sacamos la conclusiòn de que el matar puede ser necesario en ocasiones.
El ejemplo de la madre es en cierta manera similar al de los paìses. Los irakies o talibanes matan, lo hacen porque a ellos los matan unos extranjeros. Que paìses de esos (no me refiero en concreto a estos dos) no estàn muy bien del cerebro es un hecho, asì vemos como castigan a una mujer por llevar pantalònes o apedrean a otra hasta la muerte por haber mantenido relaciones sexuales fuera del matrimonio, sin embargo son problemas de ellos y lo que ningùn paìs tiene derecho es a masacrarlos e invadirlos. Los asesinos, los terroristas, son esos paìses que los invaden y masacran y no ellos, al margen de que tambièn lo sean en cuanto a sus costumbres y leyes.
Del mismo modo, en nuestro problema y lo repito ya no sè cuàntas veces, los que estàn invadiendo son los españoles y no ETA, los que deben dejar las armnas son las fuerzas de ocupaciòn española y no ETA, los que deben dejarnos vivir en paz son los españoles y no ETA. ¿Serà tan difìcil de entender algo tan sencillo?
ETA mata en defensa propia, como lo han hecho todos los pueblos del mundo que han sido invadidos, incluyendo al español.
Ellos, los invasores españoles o policìas, asesinan sin el màs mìnimo motivo a unos extranjeros que jamàs les han hecho daño a nadie y siempre han asesinado por el simple hecho de tener poder y por su gran idiotez.
Y es lo siguiente lo que me ha llevado a escribir este rollo.
En los tiempos del franquismo sus huestes fascistas tenìan la costumbre, sacada de Dios sabe dònde, de decir: “Por Dios, por la patria y el rey pelearon nuestros padres, por Dios, por la patria y el rey pelearemos nosotros tambièn”. Vamos a dejar lo de la patria que ya sabemos que para estos descerebrados es mezcla de chino y japonès. Por el rey no es raro, que semejante maraña de imbèciles peleen por un parasito es algo normal. Pero que peleen por Dios es algo que en verdad no puede causar màs que risa. Al margen de ser creyente o no, se supone que Dios es todo poderoso, creador de cielos y tierras y del universo entero ¿Para què va a necesitar a esta manada de pelafustanes que luchen por èl? En verdad hay que estar enfermo de la mente para que alguien se crea que lucha por Dios, pero de estos babosos cualquier cosa se puede esperar. Y lo màs curioso, que en el nombre de Dios, el clero, al servicio de Franco o al revès, bendecìan los cañones que iban a asesinar a miles de personas inocentes.
Tiempos pasados, diràn o màs bien dicen algunos o muchos. De acuerdo, pero estàn los hijos, los hijos de p perdòn, de aquellos pelafustanes que siguen creyendose que luchan por Dìos y asì se dicen: “Guerrilleros de Cristo Rey”, grupo de criminales fascistas compuesto por polìcias de todas las corporaciones criminales que invaden Euskal Herria excepto de los disfrazados de vasquitos, aunque tampoco serìa raro. Y cabe decir llenos de asombro: ¡Manda cojones! Guerrilleros de Cristo Rey, como si Cristo quisiera tener como guerrilleros a estos mamarrachos, que lo primero que deberìan saber con respecto a lo que se dice de Cristo, es que predicò la igualdad y el amor al pròjimo y estas basuras se creen superiores a todo el mundo y no destilan de sus podridos corazones màs que odio.
Es curioso ver como los que màs hablan de matar vascos y han matado, llaman asesinos a ETA y lo hemos visto en el blog con el caso por ejemplo de aquel famoso y descerebrado de Apedo, quien iba a matar a todos los vascos sin dejar tìtere con cabeza y eramos unos asesinos.
El quinto mandamiento sì, es bello y habrìa que cumplirlo, para ello es necesario que se deje de agredir al pròjmo y que cada quien se quede con lo justo, con lo que le pertenece. Que desaparezca ETA sì, pero antes es necesario que desaparezcan las fuerzas de ocupaciòn españolas de Euskal Herria y nos dejen vivir en paz a los vascos, es algo que deseamos y nos corresponde, entonces sì, podremos decir con toda certeza y honestidad:
¡EL QUINTO NO MATARÀS!


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.